Transparencia en subsidios con reforma energética

El director general de la paraestatal, Francisco Rojas explicó que la reforma también dará certeza jurídica a los inversionistas nacionales e internacionales.
La promesa de la reforma energética es gas, luz y gasolina más barata.
Se espera transparencia en el porteo y los subsidios con la reforma energética. (Especial )

Ciudad de México

El director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Francisco Rojas, afirmó que la reforma energética permitirá clarificar y delimitar los procesos del sector eléctrico sin privatizar la dependencia.

Durante su participación en el 27 Congreso Nacional de Ingeniería Civil, organizado por el Colegio de Ingenieros Civiles de México (CICM), dijo que también dará certeza jurídica constitucional a las inversiones públicas y privadas; hará posible la baja de los precios de luz y transparentará el costo real del porteo y de los subsidios.

Con ello, abundó, se garantizará que la electricidad llegue a las comunidades más apartadas del país con un impulso al crecimiento exponencial de los centros urbanos, aumentando la participación de las energías renovables.

Destacó que la reforma energética también hará posibles los apoyos económicos que son indispensables para que el sector eléctrico crezca al tamaño de la demanda, y permitirá que en un escenario de competencia real sobrevivirán los más capaces, "con la confianza de que la CFE será la mejor".

El funcionario expuso que el Ejecutivo y la CFE tienen la responsabilidad de que los dos objetivos rectores del proceso eléctrico deben: garantizar la suficiencia energética para la industria, el comercio y los servicios.

Así como asegurar que la gente tenga electricidad en sus casas, en el marco de la rectoría del Estado, contribuyendo así a mejorar la competitividad de la economía del país, informó en un comunicado.

Rojas Gutiérrez subrayó que la empresa es un patrimonio común de los mexicanos, pues forma parte de su legado histórico, y es uno de los instrumentos que aprovecha el Estado para impulsar el crecimiento económico y avanzar en el desarrollo social.

En ese sentido, abundó, la CFE está lista para competir y para arribar a una etapa nueva con exigencias que antes no tenía, para transformarse de una empresa eléctrica a una empresa de energía.

Indicó que hasta ahora la CFE ha cumplido sus responsabilidades de hacer más grande y más eficiente al sector eléctrico, llevar la electricidad a las familias y garantizar la seguridad energética en materia eléctrica.

Sin embargo, existen circunstancias que obligan a ser más eficaces, a multiplicar los recursos, a que los procesos sean más eficientes para competir mejor, aprovechar la tecnología y seguir garantizando los elementos históricos que dan al Estado mexicano su autoridad rectora en materia eléctrica.

Por otra parte, agregó que en esta administración se invertirá aproximadamente 50 mil millones de dólares en el sector eléctrico, monto que representa una importante demanda económica, pero sobre todo dará certidumbre al crecimiento económico, al desarrollo social y a las inversiones privadas.

El titular de la CFE sostuvo que en los próximos cuatro años la empresa promoverá entre el sector privado una red de 16 nuevos ductos, que representará una inversión cercana a 23 mil millones de dólares y una extensión de 10 mil kilómetros, lo que permitirá disponer del combustible, y los insumos necesarios para que la energía eléctrica atienda las necesidades del desarrollo económico que se requieren.