Busca AT&T superar a Carlos Slim

El jefe de la telefónica en México delinea un programa a largo plazo para vencer a América Móvil.
Una de las oficinas de la compañía estadunidense.
Una de las oficinas de la compañía estadunidense. (Shutterstock)

Riviera Maya y Nueva York

AT&T competirá con Carlos Slim en México, después de tener un frenesí de compras por 4 mil 300 millones de dólares para apoderarse de los competidores, y tiene planes para realizar una mayor inversión en los próximos tres años, ya que busca convertirse en el líder del mercado en una década.

“Ciertamente trabajamos mucho”, dijo a Financial Times Thaddeus Arroyo, director ejecutivo de AT&T México, una semana después de que los reguladores aprobaron la adquisición de Nextel por mil 900 mdd. A esto le siguió la adquisición de Iusacell por 2 mil 500 mdd, que se cerró a principios de este año.

El sector de telecomunicaciones en México lo domina América Móvil, de Carlos Slim, cuya división Telcel tiene siete de cada diez líneas de telefonía celular. AT&T es un participante pequeño en el mercado. Las adquisiciones le dieron alrededor de 11 por ciento de participación de mercados, pero todavía cuenta con casi la mitad de suscriptores del segundo lugar en el mercado mexicano la española Telefónica. Sin embargo, esto le permitirá a AT&T superar a Telefónica en términos de ingresos y tienen la mayor tasa promedio por usuario en el país.

Arroyo ve cinco años con una inversión “considerable” —no quiso dar a conocer la cantidad— para modernizar su red y ofrecer servicios sin interrupciones transfronterizos en Norteamérica que se dirijan a los expatriados latinoamericanos en EU y a sus familias en México.

“Entramos en un periodo de fuertes inversiones. Invertimos para el futuro en un horizonte de largo plazo y lo verán reflejado en nuestros resultados” dijo Arroyo.

“Los primeros cinco años son de fuerte inversión”, dice, con especial énfasis en los primeros tres durante los cuales la empresa espera construir una base de usuarios mucho más grande que nos permita establecer el liderazgo de la industria en una década.

Pero Arroyo agregó que “incluso en los primeros dos años tendremos importantes avances en términos de elevar la experiencia en México y de crear una propuesta atractiva para los clientes y lleguen cada vez más a AT&T”.

La compañía ya es propietaria de la mayor parte del espectro en México, y Arroyo dice que pretende “usarlo para traer más competencia”.

El gobierno puso en marcha una reforma en el sector telecomunicaciones para fomentar la competencia. Esto incluyó obligar a América Móvil a conectar gratuitamente a su red las llamadas de sus rivales. Pero eso apretó los márgenes, y Slim anunció el año pasado que venderá activos para reducir su participación de mercados a menos de 50 por ciento. Desde entonces la compañía dio marcha atrás; en una conferencia de resultados del mes pasado se confirmó algo que se insinuaba desde hace tiempo: que después de todo tal vez no venda nada.

Al principio se veía a AT&T como un compradora natural, ya que desde hace mucho tiempo era inversionista en América Móvil hasta que redujo su participación a 8 por ciento el año pasado para asegurar la aprobación regulatoria para su adquisición de DirecTv por 48 mil 500 mdd. Pero Arroyo dijo: “Tenemos nuestras manos llenas con lo que tenemos”.

AT&T también tiene otras restricciones de capital, que incluye la compra de las licencias de espectro del gobierno de EU por 18 mil 200 mdd.

Todo es parte del esfuerzo con el que busca evolucionar, de ser una compañía que obtiene tres cuartas partes de sus ingresos de clientes móviles en EU —un mercado que se encuentra en medio de una guerra de precios que hasta el momento ganan los competidores más pequeños— a una que genere la mayor parte de sus ventas por servicios inalámbricos, servicios empresariales y consumo de video en México.

DirecTv tiene una participación de 41 por ciento en Sky México, cuya propiedad mayoritaria pertenece a Televisa, la televisora líder en México.

Pero Arroyo no ve la necesidad para apresurarse a entrar en el video. “Nuestro enfoque de corto plazo es ejecutar nuestra visión inalámbrica”, dijo. “Ahora el enfoque está en los cimientos”.