No ‘asfixies’ tu cartera en El Buen Fin

La experta en finanzas personales, Sofía Macias Liceaga, te aconseja qué debes tomar en cuenta ante este fin de semana de descuentos para que tu salud crediticia no se vea afectada.
Compras de El Buen Fin
Compras de El Buen Fin (Tania Contreras)

Ciudad de México

El Buen Fin se acerca y los descuentos resultan atractivos para más de uno que se da cita, durante los cuatro días del evento, en los centros comerciales para ‘cazar’ algún producto rebajado sin importar dejar en rojo sus finanzas.

Pero antes de detenerse a ver los carteles con las ofertas en aparatos electrónicos, línea blanca, ropa u otros productos, hay que hacer una planeación.

La experta en finanzas personales, Sofía Macias Liceaga, nos da una serie de consejos para mantener el bolsillo a salvo en este fin de semana de descuentos (del 15 al 18 de noviembre).

Lo primero es analizar si realmente necesitas algún producto antes de acudir a la tienda y ver cómo está tu salud crediticia.

“No vayas a pasear. Si no necesitas algo y vas con ese ánimo se te va a ir pegando (algún producto) en las tiendas”, dijo.

Si hay gastos ya previstos, lo mejor es hacer una lista de los productos que se adquirirán para poder comparar precios en distintos establecimientos.

Otro punto importante a considerar es cómo vas a financiar tus compras. En  el caso de tarjeta de crédito es preciso tomar en cuenta las fechas de corte y pago para que los intereses no sobrepasen el presupuesto asignado a dicha compra.

En el caso de los meses sin intereses, la también autora del libro “Pequeño Cerdo Capitalista” aconseja que esta modalidad se emplee para financiar bienes duraderos con un plazo mayor al tiempo que se está pagando el producto adquirido.

“Los meses sin intereses es una herramienta y facilidad de pago, no es un descuento en sí, te permite adquirir el producto en el precio de contado en los plazos que tú requieras”, puntualizó.

Acerca de esta forma de pago es preciso llevar bien la cuenta y estar consciente de que se está comprometiendo el ingreso al plazo que se haya elegido pagar el producto.

“Hay muchas cosas que al meterlas a meses sin intereses el precio total podría impactar en los ingresos anuales”, advirtió Matias Liceaga.

En el caso de ropa, la experta en finanzas personales mencionó que hay que elegir prendas básicas que puedan servir para otras estaciones u ocasiones.

“No porque esté en oferta tienes que comprarte todos los colores porque si no, te sale igual como a precio regular”, indicó.

 

¿Qué pasa con el aguinaldo?

A los servidores públicos les adelantan el 50 por ciento del aguinaldo para poder comprar durante El Buen Fin.

Ante esta situación, Sofía Macias recomienda no olvidarse que se está adelantando la mitad de dicha prestación, por lo que antes de gastarlo es necesario analizar cuáles serán los gastos de fin de año y qué parte del aguinaldo es la que se necesitará.


El Buen Fin, ¿bueno o malo?

Esta iniciativa, que surgió con el objetivo de activar la economía del país, puede ser una oportunidad para ahorrar para quienes ya tenían planeado hacer algún gasto como lo son los regalos de Navidad, señaló la experta. 

Aunque dijo que no todo lo que está en El Buen Fin resulta una buena oportunidad para comprar, por lo que antes hay que comparar precios. 

En el caso de quienes adquieren artículos y productos por estar rebajados solo significa “un gasto con descuento”.