Brent, debajo de 100 dólares por primera vez desde junio de 2013

Un descenso en las importaciones chinas y el empleo en Estados Unidos mantienen bajos los precios del petróleo.
Se acrecientan los efectos de una mayor producción en EU.
Se acrecientan los efectos de una mayor producción en EU. (Reuters)

El lunes el precio del crudo Brent cayó a un nivel inferior de la marca de 100 dólares por primera vez desde junio de 2013, cuando la información procedente de China y Estados Unidos mostró que hay un crecimiento económico más lento en los mayores consumidores de petróleo del mundo.

La caída por segundo mes consecutivo de las importaciones chinas en agosto aumentó el temor de que la demanda más débil de los consumidores, exacerbada por el enfriamiento del mercado inmobiliario, pesa cada vez más en la economía.

La información que se dio después de los datos de empleo en Estados Unidos de agosto, que mostraron el menor aumento mensual en nóminas de este año, desinfló las esperanzas de que la economía más grande del mundo pudiera ganar velocidad.

ICE (International Exchange de Londres) para octubre del Brent, la referencia internacional de petróleo, cayó 88 centavos a 99.94 dólares en las primeras horas, por debajo del umbral psicológicamente importante de 100 dólares.

A pesar de que los temores iniciales de que hubiera interrupción en el suministro aumentaron el precio del Brent a 115 dólares a mediados de junio, las agitaciones geopolíticas que van desde Libia hasta Irak no han afectado significativamente la producción a la fecha. De hecho, los suministros han aumentado, manteniendo los precios a raya.

Además, un exceso de petróleo en la cuenca del Atlántico y en el Mar del Norte, mientras las refinerías europeas recortan la producción en medio de márgenes débiles, solamente han acrecentado los efectos de una mayor producción en Estados Unidos.

Los participantes del mercado tampoco están totalmente convencidos del impacto de las sanciones económicas contra las empresas de energía rusas.

Carsten Fritsch, analista de Commerzbank, dijo que la caída del precio era motivado por especulaciones.