¿Qué necesita una empresa para cotizar en la BMV?

Reconocimiento significativo dentro de su sector y un respaldo económico de 90 millones de pesos, son algunos de los requisitos.
Reporte del mercado bursàtil
Reporte del mercado bursàtil (Milenio Digital )

Ciudad de México

Para que una empresa pueda cotizar en la Bolsa Mexicana de Valores necesita contar con un capital de 20 millones de UDIS, alrededor de 90 millones de pesos; además de prestigio en el mercado del sector al que pertenece.

De contar con este capital la empresa puede meter al mercado accionario al menos  12 por ciento de ese capital.

El director de la Licenciatura en Administración Financiera del Tecnológico de Monterrey, Oliver Ambía López, explicó que además, la empresa interesada debe estar registrada como una Sociedad Anónima de Capital  Variable y estar al día con su pago de impuestos, con el pago de Afore de los trabajadores, contribuciones al IMSS y contar con la documentación necesaria que respalde esto para entregarla a la Comisión Bancaria de Valores y a la Bolsa Mexicana de Valores.

Actualmente  en el mercado de valores de México, están registradas 143 emisoras, las cuales tuvieron que pasar por este proceso para empezar a cotizar en ella.

El costo de estar en la BMV

La empresa que quiere cotizar en la bolsa debe considerar una serie de gastos para contratar los servicios que requiere a fin de seguir cotizando en el mercado.

La emisora tiene que contar con especialistas, auditores independientes, propiedades aseguradas, con un director de relación con inversionistas, asesores y tener un buen trato con las casas de bolsa y el mercado en general.

El especialista precisó que el tiempo para que una empresa inicie a cotizar en la BMV varía dependiendo de la empresa y cuánto tarde en posicionarse en el mercado, sin embargo, una vez posicionada no quiere decir que cotice en la Bolsa si no lo considera necesario, como en el caso de Cinépolis o Grupo Ángeles, dos empresas que pese a que están posicionadas y cuentan con reconocimiento dentro de su sector, no cotizan.

Ya que la empresa empezó a cotizar, cada tres meses tiene la obligación de entregar un reporte financiero auditado a la BMV, el cual va acompañado del monto financiero.

Dentro del mercado las empresas tienen acciones y pueden ser de dos tipos: las comunes o las preferentes. Las primeras son aquellas que le dan derecho de voz y voto al accionista, mientras que las segundas simplemente le da derecho a que cuando esté en dividendos, se le pague a ese accionista primero.

Los beneficios son muchos, principalmente en el aspecto económico para levantar el capital a través de las acciones y en la calidad moral y renombre que obtiene la empresa, indicó Ambía López.

El director de la Licenciatura en Administración Financiera del Tecnológico de Monterrey consideró que actualmente se necesita que más empresas mexicanas coticen en la BMV, pese a que es un camino largo y que necesita analizarse con precaución.