Problemática del transporte terrestre debe resolverse

Las empresas Bimbo y Bombardier coincidieron en el rezago que existe en este tipo de transporte.

Ciudad de México

Bombardier y Bimbo urgieron a resolver la problemática de transporte terrestre y ferroviario entre los países que integran el TLCAN, pues a pesar de la gran cantidad de movilidad de mercancías, los métodos "siguen siendo del siglo pasado", opinaron.

En el marco del Foro “El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) a 20 años de su entrada en vigor”, el representante de Bombardier en América Latina, Carlos Eduardo Represas, dijo que entre los pendientes está la necesidad de resolver el problema de transporte en América del Norte, a nivel ferroviario y carretero.

Destacó que en el caso de Bombardier, los fuselajes salen de Querétaro hacia Estados Unidos y Canadá, sin embargo está el "tener que pasar por la penuria de estos trámites de aduana y de cambio de tractor y de conductor, aunque el costo es más ventajoso, que traer el fuselaje de China”.

No se puede perder la oportunidad de mayor ventaja competitiva si se quiere atacar el problema de transporte, consideró.

Además de que actualmente el tren se empieza a ver como una ventaja competitiva para el país, por ello, la integración ferroviaria es muy importante, resaltó Represas.

En el foro organizado por el Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (Comexi) señaló que ante esta integración "nosotros deberíamos de abandonar la idea de tener el símbolo Hecho en México o de Made USA o de fabricado en Canadá y debemos sustituirlo por un símbolo en tres idiomas que diga: Hecho en América del Norte".

A su vez, el presidente del Consejo de Administración y director general de Grupo Bimbo, Daniel Servitje, expresó que así como se ha avanzado mucho en varios temas, aún estamos rezagados en otros.

“Me parece que particularmente en nuestra frontera con Estados Unidos tenemos transacciones de billones de dólares y sin embargo tenemos infraestructura del siglo pasado".

Subrayó que es muy pesado para las personas y mercancías cruzar la frontera, por lo que es urgente lograr que las aduanas estén operando las 24 horas del día y las 52 semanas del año y no sucede así.

El directivo resaltó que no se puede pensar en una economía tan grande como la de la región, que tenga estas limitaciones, por lo que refirió: “urge repensar las fronteras y la forma en cómo se transportan las mercancías y ojalá se puedan liberar estas restricciones".