Bernanke gana influencia en altas finanzas

El ex presidente de la Reserva Federal será asesor privado.
La Reserva Federal de Estados Unidos.
La Reserva Federal de Estados Unidos. (Shutterstock)

Nueva York

Hasta hace poco, Ben Bernanke, académico y banquero central, no era alguien del que se hablaba por su papel en el mundo corporativo. Pero desde que dejó el cargo como presidente de la Reserva Federal en febrero de 2014, Bernanke, de 61 años, no solo se preocupa por la naturaleza volublel de su equipo de beisbol, los Washington Nationals.

Desempolvó su currículum y tomó dos nuevas funciones como asesor: una en Citadel, el fondo de cobertura con sede en Chicago, y otra en Pimco, el gestor de activos con sede en California.

Después de salir de la Reserva Federal, Bernanke firmó con el Washington Speakers Bureau, que ofrece diversas categorías de cena, conferencias y  y entretenimiento, y en solo un discurso, puede ganar más que su salario anual en la Reserva Federal de 200 mil dólares.

Pimco escuchó a Bernanke en octubre, poco después de la sorprendente salida de su fundador Bill Gross, y lo invitó nuevamente al evento de pronóstico interno de la compañía en diciembre.

Para entonces, ya estaban en pláticas para un papel más formal similar al de Alan Greenspan, su predecesor en la Reserva Federal, quien tuvo un puesto similar de asesoría en Pimco.

Bernanke dará opiniones sobre lo que espera sean los siguientes movimientos de la Reserva Federal, vitales para las estrategias de Pimco y de Citadel.

Comúnmente se describe a Pimco como el gestor de bonos más grande del mundo. Pero las medidas de emergencia que tomó el Comité de Política Monetaria de Bernanke durante la crisis financiera significaron que la Reserva Federal tenía más derecho para ese título al comprar bonos del Tesoro y bonos hipotecarios y de esta manera acumular 4 billones (millones de millones) de dólares en activos.

El salario Bernanke no se dio a conocer, aunque los expertos estiman que los acuerdos de cada una de las compañías son de siete dígitos.

Bernanke sigue a su compañero funcionario en el combate de la crisis, Tim Geithner, el ex secretario del Tesoro de EU, quien se unió a Warburg Pincus, al aceptar una posición lucrativa en finanzas tras dejar su puesto.

“No voy a decirles que el dinero no importa, porque de todos modos no me lo creerían”, dijo una vez Bernanke a los graduados de Princeton. “Si son parte de la afortunada minoría con la capacidad de elegir, recuerden que el dinero es un medio, no el fin”.

Citadel y Pimco aceptaron que los dos pueden emplear a Bernanke, aunque él acordó no aceptar más contratos. Sin embargo, puede continuar con su trabajo en el think tank Brookings Institution, dar conferencias y escribir.