Banxico no subasta dólares a pesar de caída del peso

Aunque las reservas internacionales tuvieron una reducción semanal de 330 mdd, ésta obedeció más al cambio en la valuación de los activos internacionales del Banxico.
Inversión extranjera directa.
(Reuters)

Ciudad de México

Aún cuando el peso se ha depreciado alrededor de 8.0 por ciento en lo que va del mes, el Banco de México no ha subastado dólares para contener la caída de la moneda nacional.

De acuerdo con el estado de cuenta del Banco de México, del 16 al 20 de mayo no se realizó ninguna subasta de divisa estadunidense, por lo que el saldo de las reservas internacionales del país fue de 177 mil 323 millones de dólares.

Este saldo representó una reducción semanal de 330 millones de dólares y la tercera de forma consecutiva, resultado de la compra de dólares del gobierno federal al propio instituto central por 52 millones de dólares.

También, por una reducción de 278 millones de dólares, debido principalmente al cambio en la valuación de los activos internacionales del Banco de México .

Al 20 de mayo pasado, las reservas internacionales registraron un crecimiento de 588 millones de dólares respecto al cierre de 2015, cuando se ubicaron en 176 mil 735 millones de dólares.

En cuanto a la base monetaria (billetes y monedas y depósitos bancarios en cuenta corriente en el Banxico), indica que ésta disminuyó dos mil 770 millones de pesos, para alcanzar un saldo de un billón 217 mil 166 millones de pesos, que implicó una variación anual de 16.8 por ciento.

Esa cifra por la base monetaria al 20 de mayo significó una disminución de 24 mil 520 millones de pesos en el transcurso de 2016, y se estima que el comportamiento es congruente con el patrón estacional de la demanda por base monetaria, subraya.

El instituto central menciona que en la semana que terminó el 20 de mayo efectuó operaciones de mercado abierto con instituciones bancarias para compensar una contracción neta de la liquidez por 152 mil 490 millones de pesos.

Lo anterior, agrega, resultado de una contracción debido al depósito de recursos en la cuenta de la Tesorería de la Federación y otras operaciones por 155 mil 260 millones de pesos, y una expansión por dos mil 770 millones de pesos, debido a una menor demanda por billetes y monedas por parte del público.