Banxico ve riesgos de inflación si peso continúa a la baja

En la minuta de la reunión de la Junta de Gobierno del Banco de México se advirtió que un debilitamiento del peso mexicano podría afectar la formación de precios y sus expectativas.
Sede del banco central.
Sede del banco central. (Especial)

Ciudad de México

La junta de gobierno del Banco de México decidió de manera unánime dejar estable la tasa de referencia, aunque la mayoría de sus miembros ve riesgos al alza en la inflación si la moneda local retoma una tendencia a la depreciación, de acuerdo a la minuta de su última reunión publicada este jueves.

De acuerdo con las minutas de la última reunión de política monetaria del organismo central, donde la Junta de Gobierno decidió mantener en 3 por ciento la tasa de interés de referencia, el crecimiento económico nacional sigue siendo moderado y se mantiene en un promedio observado durante los últimos 15 años, sin embargo el riesgo de que se deteriore más aumentó debido a factores internos y externos.

La junta coincidió en que persiste el temor de que el tipo de cambio continúe depreciándose debido a las acciones de política monetaria en Estados Unidos.

En el documento se señala que las exportaciones han perdido dinamismo, especialmente las automotrices, debido a la desaceleración de la demanda externa, los bajos precios del petróleo y la reducción de la plataforma de producción. Adicionalmente, la inversión ha mantenido un crecimiento bajo, en parte, derivado del lento crecimiento de la industria de la construcción y la confianza empresarial sigue en declive.

En contraste, señalaron los miembros de la junta, el consumo sigue mostrando una tendencia al alza, apoyado por los bajos niveles de inflación y la evolución del mercado laboral.

En este contexto, indicó el documento del Banxico, el balance de riesgos para el crecimiento se deterioró respecto a la decisión previa de política monetaria, pues no se puede descartar una evolución menos sólida de lo anticipado del sector industrial de los Estados Unidos.

El documento revela que la confianza de los consumidores y empresarios continúa frágil y es probable que se presente un nuevo descenso de la producción petrolera, aunado a los problemas recientemente observados en una de las empresas manufactureras más importantes de la industria automotriz.

Es así que la Junta de Gobierno decidió por unanimidad mantener en 3 por ciento el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día, en virtud de que estimó que la postura monetaria vigente es conducente a afianzar la convergencia de la inflación a la meta permanente de 3 por ciento.

No obstante, considera que las posibles acciones de política monetaria de la Reserva Federal podrían tener repercusiones sobre el tipo de cambio, las expectativas de inflación y, por ello, sobre la dinámica de los precios en México, por lo que se mantendrá atenta a la evolución de todos los determinantes de la inflación y sus expectativas para horizontes de mediano y largo plazo.