Banxico reduce el pronóstico del PIB de 2013 hasta 0.9%

Algunos indicadores sugieren que la economía retomó una ligera evolución trimestral.
El banco emisor señaló que el ajuste se debe al débil desempeño en el primer semestre.
El banco emisor señaló que el ajuste se debe al débil desempeño en el primer semestre. (Saúl López)

México

El Banco de México (Banxico) redujo su pronóstico de crecimiento económico a un rango de entre 0.9 y 1.4 por ciento para 2013, desde su previsión anterior de 2 a 3 por ciento.

Para el próximo año las expectativas retrocedieron de 3.2 a 4.2 por ciento a entre 3 y 4 por ciento, de acuerdo con el informe sobre la inflación correspondiente al tercer trimestre del año.

El Banxico explicó que al considerar los resultados adversos de la actividad productiva en el primer semestre, que fueron más desfavorables de lo inicialmente esperado, tuvo que hacer un ajuste a la baja sobre el crecimiento del producto interno bruto; no obstante, algunos indicadores sugieren que en el tercer trimestre la economía retomó una evolución ligeramente favorable.

Así, para el tercer trimestre del año, la institución central prevé que el PIB trimestral desestacionalizado se ubicará en 1 por ciento, nivel superior al incremento de 0.03 por ciento del primer trimestre y a la caída de 0.74 por ciento que presentó en el segundo con respecto al primero.

Respecto a la inflación, el Banxico estima que se ubicará en el cuarto trimestre de 2013 en alrededor de 3.5 por ciento, y la subyacente —la que refleja de mejor forma la tendencia de precios en el largo plazo— estará en niveles inferiores a 3 por ciento.

Para 2014, el pronóstico de precios se revisó ligeramente al alza, en una fluctuación de la inflación general alrededor de 3.5 por ciento, pues considera el posible efecto de los cambios impositivos, el cual se espera sea moderado y transitorio, y que no dé lugar a efectos de segundo orden. En cuanto a la inflación subyacente se prevé que se mantenga por debajo de 3 por ciento.

En este contexto, la Junta de Gobierno del Banxico consideró que los ajustes que realizó a la política monetaria en septiembre y octubre, cuando redujo la tasa de interés de referencia hasta 3.5 por ciento, son congruentes con la convergencia de eficiente de la inflación a la meta establecida por el organismo de 3 por ciento +/- 1 por ciento.

Sin embargo, el Banxico reiteró que no son recomendables las reducciones adicionales al objetivo para la tasa de interés de referencia en el futuro, pues si bien la economía presenta un grado de holgura considerable, prevé que éste se reduzca en el horizonte de tiempo que opera la política monetaria.

Al respecto, analistas de Grupo Financiero Ve por Más indicaron que el reporte del Banxico confirmó su expectativa de que la inflación se mantendrá controlada dentro del rango objetivo del organismo y que las presiones en precios de 2014, producto de la reforma fiscal, no serán un argumento para adoptar una política monetaria restrictiva, ya que éstas son de carácter transitorio.

Por otra parte, si bien la Junta de Gobierno del Banxico consideró que los riesgos a la baja para la economía son menores, éstos se mantienen elevados, y entre ellos destacan un menor crecimiento que el anticipado del PIB estadunidense, posibles episodios de volatilidad en los mercados financieros internacionales y una evolución del gasto público en México menos dinámica.

Asimismo, existe la posibilidad de que el sector vivienda continúe siendo un obstáculo para la recuperación de la construcción y, por lo tanto, para la actividad productiva; también el riesgo de que las reformas que están en proceso de discusión en el Congreso no logren aprobarse o que la versión que llegue a pasar resulte de un alcance menor al anticipado por los agentes económicos.

Debilidad

En el primer semestre el crecimiento se debilitó, en línea con la desaceleración de la economía mundial, por un desempeño mixto en los países avanzados y uno menor al esperado en los emergentes.

En el tercer trimestre la inflación continuó su trayectoria descendente iniciada en abril, pese a que los fenómenos meteorológicos afectaron varios cultivos; no obstante, éstos tuvieron efectos mínimos en los precios.

El Banxico ajustó a la baja su expectativa sobre el número de trabajadores asegurados en el IMSS. Para 2013 espera un aumento de entre 400 y 500 mil trabajadores y en 2014 de 620 a 720 mil trabajadores.