Banxico recorta su pronóstico de PIB

La menor previsión de crecimiento impactará en la generación de empleos formales, además de repercutir en el consumo y la producción: Carstens.

México

El Banco de México (Banxico) redujo su expectativa de crecimiento económico para el país en 2014, y derivado de ello también estima una menor generación de empleos.

Agustín Carstens, gobernador del Banxico, indicó que la junta de gobierno de la institución central decidió disminuir el rango de incremento para el producto interno bruto (PIB) en 2014, al pasarlo de entre 3 y 4 por ciento a un rango de 2.3 a 3.3 por ciento. Este pronóstico fue inferior al previsto por los expertos del mercado, quienes consideraban que pasaría a un intervalo de entre 2.5 y 3.5 por ciento.

Carstens explicó, durante la presentación del informe trimestral de inflación, que dicha reducción obedeció a la desaceleración económica registrada a finales de 2013 y en los primeros meses de 2014. Para 2015, la expectativa del PIB se mantiene en un rango de entre 3.2 y 4.2 por ciento.

En consecuencia, el gobernador del Banxico indicó que esta menor previsión de crecimiento económico impactará en la generación de empleos formales, por lo cual para 2014 se prevé que el número de asegurados en el IMSS se situará en un nivel de entre 570 y 670 mil, desde el intervalo anterior de 620 a 720 mil considerado en el informe anterior. Para el próximo año, el estimado es de 620 a 720 mil.

Derivado de las menores perspectivas en el nivel del PIB del organismo central, es muy probable que este viernes, luego de que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dé a conocer el crecimiento económico en el primer trimestre del año, la Secretaría de Hacienda reduzca su estimado, el cual mantiene en un nivel de 3.9 por ciento.

Los principales riesgos que el Banxico consideró que pueden impactar en el crecimiento económico del país son que la confianza del consumidor y la del productor no mejoren lo suficientemente rápido y, en consecuencia, que el gasto del sector privado no se recupere al ritmo previsto, y que el proceso de normalización de la política monetaria en Estados Unidos no sea ordenado.

El Banxico explicó que el débil desempeño de la actividad económica en los primeros meses del año se originó por factores temporales, como una menor demanda por parte de Estados Unidos, debido al mal clima de invierno; no obstante, el organismo consideró que estos elementos se han ido revirtiendo y algunos indicadores económicos han comenzado a mostrar un mejor desempeño.

Referente al nivel general de precios, el organismo central no anticipa presiones sobre la inflación, por lo que prevé que en el segundo trimestre del año se mantenga por debajo de 3 por ciento, y que en el segundo semestre se ubique por arriba de 4 por ciento en algunos meses, debido a una baja base de comparación y a la volatilidad del componente no subyacente, para cerrar 2014 por debajo del mismo.

Para 2015, el Banxico estima una baja importante en la inflación general anual y prevé que permanecerá en niveles ligeramente por encima de 3 por ciento el resto del año, derivado de que no se tienen consideradas nuevas medidas tributarias para el próximo año que afecten los precios, como ha sucedido este 2014.

Además, el Banxico tomó en cuenta que el ajuste de los precios de las gasolinas se determinará a partir de enero de 2015 en función de la inflación esperada, como lo establece la Ley de Ingresos de la Federación del presente año.

Niveles adecuados

-El Banxico señaló que a causa de la reforma fiscal y de algunos choques entre oferta y demanda, en los primeros meses de 2014 la inflación presentó un incremento pero, como se había anticipado, ésta retomó su tendencia descendente en la medida en que los efectos de algunos de esos choques comenzaron a disiparse.

-Derivado de lo anterior, no considera que esos choques ameriten ajustes al alza en el nivel de la tasa de referencia, por lo que se mantendrá en 3.5 por ciento.

-El banco central señaló que a partir de febrero se observó una mayor estabilidad en los mercados financieros internacionales, lo cual se reflejó en la reanudación de los flujos de capitales.

[Dé clic sobre la imagen para ampliar]