Banxico ya no bajó la previsión del PIB

El banco central prevé un incremento en la creación de entre 640 mil y 710 mil puestos de trabajo; el rango anterior era de 560 mil y 660 mil.
Agustín Carstens informó sobre los resultados del tercer trimestre.
Agustín Carstens informó sobre los resultados del tercer trimestre. (Javier García)

México

Después de cuatro revisiones a la baja en su pronóstico de crecimiento económico, Agustín Carstens, gobernador del Banco de México (Banxico), informó que se ajustó el pronóstico de crecimiento para 2015 de un intervalo de 1.7 a 2.5 por ciento, a uno de 1.9 y 2.4 por ciento. Ambos representan un crecimiento promedio del PIB de 2.1 por ciento anual para este año. 

“El hecho que no hayamos bajado el rango de crecimiento es una buena noticia. Pero es importante resaltar la reflexión final que hicimos: no podemos dormirnos en nuestros laurales, ni caer en la complacencia. Todavía hay muchos retos para consolidar una tendencia favorable”, advirtió Carstens en su informe del tercer trimestre.

Para 2016 prevé un ligero repunte del PIB en un intervalo de 2.5 a 3.5 por ciento, o un promedio de 3 por ciento.

Para 2017, el repunte es mayor, un intervalo de entre 3 y 4 por ciento —promedio equivalente a 3.5 por ciento— por las reformas estructurales.

El Banxico también prevé un aumento en el empleo de entre 640 mil y 710 mil puestos formales, contra un  pronóstico previo de 560 mil a 660 mil.

El banco central también espera un repunte en el empleo formal para 2016, con la creación de entre 630 y 730 mil empleos, contra una previsión anterior de 600 mil a 700 mil plazas. Para 2017, se espera una creación de empleo formal de entre 660 mil y 760 mil trabajos formales.

Carstens enumeró más riesgos a la baja que al alza para el crecimiento económico, por lo que no pueden descartarse revisiones a la baja en la previsión económica en 2016 y 2017.

Los factores que pueden repuntar el crecimiento del país es una rápida implementación de las reformas estructurales, así como una recuperación más acelerada de la producción de EU, factor externo con mayor incidencia en la producción nacional.

A la baja, prevalece el riesgo de una nueva caída en la producción petrolera de México, así como una mayor caída en el precio internacional del barril. Asimismo, indicó que el país es vulnerable a un deterioro de los mercados financieros internacionales, lo que ocasionará un mayor costo del crédito al sector privado.

Carstens también mencionó el riesgo de menor confianza de los consumidores y empresas por una economía débil, así como por escasos avances en el fortalecimiento del estado de derecho. Asimismo, existe el riesgo que el sector automotriz se vea afectado por “problemas que algunos participantes  han experimentado a escala global”. Además, advirtió la posibilidad de que la recuperación industrial de Estados Unidos presente un retraso, lo cual afectará a sectores productivos mexicanos.

El Banxico también mostró optimismo con respecto al efecto de la depreciación del peso frente al dólar en los precios al consumidor.

En lo que resta del año, Carstens prevé que la inflación se mantenga por debajo de 3 por ciento. El dato se encuentra en 2.5 por ciento, su mínimo histórico, dentro del objetivo de 3 por ciento +/– 1 punto porcentual.

Para 2016, el Banxico indicó que se espera un repunte inflacionario, pero dentro del rango objetivo.

“Estaríamos anticipando un nivel de inflación mayor, pero no demasiado. Se refleja parte del traspaso de la variación del tipo de cambio, sobre todo en los bienes durables. Pero el Banxico cuidará que no se traspase a otros precios”, indicó Carstens.

El banquero central indicó que también existe el riesgo que algunas disminuciones en los precios por la implementación de la reforma energética y de telecomunicaciones —que ocasionó una caída en el precio de la electricidad y telefonía— no se repitan en 2016.

HACIENDA COMBATIRÁ EVASIÓN JUNTO CON ARGENTINA

México y Argentina firmaron un pacto para evitar la doble tributación del Impuesto sobre la Renta, así como la evasión fiscal.

El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, se reunió con Ricardo Echegaray, administrador federal de ingresos públicos de Argentina, para este pacto. “De lo que se trata es de dar claridad en las reglas tributarias, evitar que una empresa tenga el riesgo de pagar dos veces un impuesto por la misma cantidad”, precisó el funcionario.

Dijo que México tiene nueve acuerdos de este tipo con países de la región y 56 en total a nivel mundial. Agregó que México también se sumó al BEPS, una entidad que obliga a las empresas a pagar impuestos en los países donde tienen ganancias.

EL DATO

Se prevé que la inflación se mantenga debajo de 3%. El dato se encuentra en 2.5%, mínimo histórico, dentro del objetivo de 3% +/– 1 punto porcentual.




[Dé clic sobre la imagen para ampliar]