Banxico frenó ataques al peso con alza a tasa

El gobernador del Banco de México dice que las subastas diarias hasta por 400 mdd dejaban ganancias a agentes.
El titular de Banxico en "El asalto a la razón".
El titular de Banxico en "El asalto a la razón". (Martín Salas)

México

El aumento de tasas y la suspensión de las subastas diarias de dólares eliminaron la especulación contra el peso y propiciaron que fuera la moneda que ganara más terreno frente al dólar en la última semana, luego de que el tipo de cambio disminuyera de 19.40 a 18.10 unidades, aseguró el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, en entrevista con Carlos Marín en El asalto a la razón.

Las subastas que la Comisión de Cambios ofreció por meses  hasta de 400 millones de dólares para atenuar la volatilidad cambiaria ocasionaron que especuladores se inclinaran por la devaluación del peso y que el Banxico interviniera con la venta de reservas internacionales. Con ello, agentes en el mercado obtenían una ganancia por el continuo encarecimiento del dólar, dijo Carstens.

“Por lo tanto, en una decisión conjunta entre el Banco de México y la Secretaría de Hacienda en el seno de la Comisión de Cambios, decidimos eliminar las subastas, pero sí guardarnos el derecho de intervenir en el momento conveniente de manera discrecional; es decir, no vamos a anunciar ni el monto ni el momento de la intervención”, indicó.

El gobernador del Banxico precisó que el peso también fue blanco de especulación, al ser una de las monedas con más liquidez en el mundo y ubicarse en el octavo lugar entre las más comerciables, según el Banco de Pagos Internacionales, lo que propició una pérdida de su valor frente al dólar desde inicio de año, además del  desplome del precio del crudo.

Carstens no descartó que el peso se encuentre subvaluado respecto al dólar, y consideró que un tipo de cambio por arriba de 18 pesos “suena alto” dadas las condiciones del país.

Respecto al aumento en las tasas de interés, indicó que esta medida previene un repunte en los precios al consumidor por el encarecimiento del dólar, y descartó un impacto significativo en el consumo por un posible incremento en el costo del crédito, además de que existe la prioridad de mantener expectativas de inflación sanas.

También hay que hacer una aclaración importante, “no todas las tasas subieron, solo las de corto plazo; las de largo se mantuvieron porque hay confianza en que la decisión fue buena”, señaló.

Dijo que ante la lenta recuperación industrial de Estados Unidos y un efecto negativo en las exportaciones hacia su principal socio comercial, México necesita una implementación más agresiva de las reformas.

“Otro cuerpo de medidas que ha tomado el gobierno son las reformas estructurales, para generar crecimiento interno sin depender del exterior. Si éstas se implementan de una forma más agresiva, es previsible que se tenga un mayor efecto en el crecimiento interno y logremos compensar la falta de dinamismo en Estados Unidos”, aseguró.

Pese a la depreciación del peso frente al dólar, el gobernador Carstens indicó que mantienen anclada su expectativa de inflación en 3 por ciento, debido a que la mayoría de los conceptos de la inflación “están bien controlados, aún de los bienes comerciales que dependen del tipo de cambio”.

Sin embargo, esperan que este mes la inflación repunte por efectos estacionales de algunos alimentos, pero los bienes y servicios que no dependen de factores erráticos, como el clima, “tienen una buena trayectoria y estamos bastante confiados de una inflación cercana a 3 por ciento”.

“Tour de force”

Agustín Carstens informó, en la entrevista con el director general editorial de MILENIO, que existen acuerdos entre el banco central y la Secretaría de Hacienda, a cargo de Luis Videgaray, con los que se logró una coordinación para ajustar la política fiscal con los recortes al presupuesto, y un aumento de tasas del Banxico para mantener los fundamentos macroeconómicos sólidos.

Carstens es un economista reconocido por la Universidad de Chicago, mientras que Luis Videgaray tiene su alma máter en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

“De hecho, muchos profesores del MIT estudiaron en Chicago, por eso son buenos”, acotó Carstens

Intervención de 2 mil mdd

Pese a la recuperación que mostró la semana pasada el tiempo de cambio, el Banco de México (Banxico) realizó una venta directa en el mercado por 2 mil millones de dólares, conforme a la determinación de la Comisión de Cambios —formada por la Secretaria de Hacienda y el organismo central—.

Él área de análisis de Finamex Casa de Bolsa, indicó que tanto las ventas discrecionales realizadas por el Banxico, como las medidas anunciadas la semana pasada (aumento de la tasa de interés y recorte al gasto público), a su juicio, no están diseñadas para provocar una apreciación de la moneda, en particular, en un entorno externo que continúa deteriorándose, pero lo que sí esperaría es mejorar en la tabla comparativa con otros países emergentes con el objeto de que refleje los mejores fundamentales de la economía mexicana.

Banco Base, por su parte, indicó que a diferencia de otras sesiones, las presiones en contra del peso serán menores, debido al riesgo que representa para los especuladores una intervención cambiaria del Banxico.

Pero a pesar de la aparente estabilidad, el  peso sigue  como la divisa más depreciada entre los principales cruces, al caer 5.39 por ciento, mientras que el yen japonés se ubica a la cabeza, al acumular una ganancia de 7.23 por ciento.

De acuerdo con el estado de cuenta del organismo central, al 19 de febrero pasado, el saldo de la reserva internacional fue de 174 mil 711 millones de dólares, lo que significó un incremento semanal de 309 millones, pero una disminución acumulada de 2 mil 25 millones, con respecto al cierre de 2015.