Banxico anticipa bajar previsión del PIB 2014

Los resultados nacionales en el primer trimestre sugieren un crecimiento menor al esperado hace algunos meses; el balance de ciertos indicadores aumentó marginalmente.
La economía mundial continúa en recuperación, refiere el Banxico.
La economía mundial continúa en recuperación, refiere el Banxico. (Jesús Quintanar)

México

El Banco de México (Banxico) reducirá su estimado de crecimiento económico para este año en el país, que se encuentra en un rango de entre 3 y 4 por ciento, pues la información disponible sobre la actividad económica nacional en el primer trimestre sugiere un crecimiento menor al esperado hace algunos meses.

Luego de anunciar, dentro de su política monetaria, que mantiene en 3.5 por ciento el objetivo para la tasa de interés interbancaria a un día, el banco central indicó que si bien se ha continuado creando nuevos empleos, aún se mantienen condiciones de holgura amplias, tanto en el mercado laboral como en la economía en su conjunto, por lo cual prevalecen riesgos a la baja para el crecimiento de la actividad económica, aunque el balance de éstos mejoró marginalmente.

En este sentido, el Banxico considera que, en el margen, algunos componentes de la demanda agregada han comenzado a mostrar un desempeño más favorable, particularmente, en las exportaciones, ya que éstas han aumentado, y el gasto público ha presentado un mayor dinamismo, además se aprecia una incipiente mejoría en algunos indicadores del consumo y la inversión privados.

Referente a la inflación, la institución central señaló que no se perciben presiones en precios, derivadas del comportamiento esperado de la demanda agregada; además, considera que los incrementos derivados de las medidas tributarias no dieron efectos de segundo orden sobre el proceso de determinación de precios en la economía, por lo cual las expectativas para la inflación en este año se han revisado a la baja y se ubican por debajo de 4 por ciento.

Al respecto, analistas de Grupo Financiero Invex consideran que a medida que mejore la actividad económica y por tanto el mercado laboral, se experimentarán presiones en precios hacia el tercer trimestre del año y la inflación se aceleraría hacia 4 por ciento a finales de 2014.

Referente al entorno exterior, el Banxico considera que la economía mundial ha continuado recuperándose moderadamente, impulsada por algunas economías avanzadas. En el caso de Estados Unidos, luego del debilitamiento que presentó a inicio de año por factores estacionales, la nación ha retomado su ritmo de crecimiento, y prevé que la Reserva Federal continuará con el proceso de normalización de la política monetaria.

Con respecto a la eurozona, el organismo central señaló que la recuperación sigue siendo frágil, con riesgos de deflación, y para las economías emergentes considera que las perspectivas de crecimiento siguen
revisándose a la baja, principalmente por el desempeño de la demanda interna y la desaceleración de China.

Por otra parte, el Banxico destacó que en las últimas semanas se ha observado una disminución de la incertidumbre en los mercados financieros internacionales, por lo que los flujos de capitales se han reorientado hacia los mercados emergentes y acentuado aquellos hacia los países de la periferia de la zona del euro.

En este contexto, la decisión de mantener sin cambios la tasa de referencia se dio en virtud de que la junta de gobierno del Banxico estima que la postura monetaria es congruente con la convergencia eficiente de la inflación en 3 por ciento.

Ante ello, especialistas de Grupo Financiero Banorte-Ixe estiman que el Banxico no hará cambios en el nivel de la tasa de referencia por un periodo largo de tiempo; sin embargo, consideran que, a pesar de que le asignan una probabilidad muy baja a un cambio en la política monetaria, las posibilidades de que el próximo movimiento de la autoridad central sea un recorte de tasas son mayores que para un alza.

En el mundo

El Banxico señaló que las condiciones en los mercados financieros de economías emergentes se han estabilizado recientemente, en parte debido a la respuesta de política económica en algunas de ellas, pero fundamentalmente por una percepción más favorable sobre la política monetaria en Estados Unidos.

Señaló que las perspectivas para el crecimiento económico mundial han mejorado marginalmente, prevaleciendo ciertos riesgos a la baja.

El Banco de México prevé que la inflación mundial continuará en niveles bajos, y en el caso de economías débiles por debajo del objetivo de sus bancos centrales.