Bancos centrales se comprometen para hacer frente al ‘Brexit’

Aseguran que cooperarán para vigilar el funcionamiento del mercado y la estabilidad.
Agustín Carstens, director de la Junta de Economía Global del BPI.
Agustín Carstens, director de la Junta de Economía Global del BPI. (Araceli López)

Fráncfort

El Banco de Pagos Internacionales (BPI) informó que los “bancos centrales realizarán un atento seguimiento del funcionamiento del mercado y la estabilidad y cooperan estrechamente” tras la decisión del Reino Unido de salir de la Unión Europea (UE).

El director de la Junta de Economía Global, el mexicano Agustín Carstens, dijo que en la reunión mantenida ayer los gobernadores de los bancos centrales discutieron las implicaciones del referéndum en el Reino Unido sobre la UE.

“Los gobernadores respaldaron las medidas de contingencia implementadas por el Banco de Inglaterra y enfatizaron la preparación de los bancos centrales para apoyar el funcionamiento apropiado de los mercados financieros”, añadió el también gobernador del Banco de México.

“Los bancos centrales realizarán un atento seguimiento del funcionamiento del mercado y la estabilidad y cooperarán estrechamente”, añadió.

La Junta de Economía Global es el principal foro de discusión de los gobernadores de los bancos centrales en sus reuniones bimensuales.

El BPI, cuya sede se encuentra en la ciudad suiza de Basilea, publica este domingo su informe anual en un momento de mucha incertidumbre en los mercados financieros y gran dependencia de los bancos centrales.

El BPI, que también celebra hoy su asamblea anual, asiste a los bancos centrales en la promoción de la estabilidad monetaria y financiera, fomenta la cooperación internacional en dichos ámbitos y actúa como banco de los bancos centrales.

El organismo pronosticó el viernes pasado “un periodo de incertidumbre y ajuste” después de que el Reino Unido decidiera en referéndum salir de la UE.

“Con buena cooperación a nivel global, confiamos que se pueda contener la incertidumbre y que los ajustes se produzcan los más suavemente posible”, según el BPI.

ADVIERTEN DE PÉRDIDAS

La salida de la Unión Europea (UE) puede costarle a los británicos pérdidas de hasta 300 mil millones de euros en 15 años, según un estudio de la Fundación alemana Bertelsmann.

Las consecuencias económicas del Brexit serán enormes para toda Europa, asegura el informe.

“Es una situación en la que todos pierden, los países miembro y de una manera especialmente dramática, Reino Unido”, afirmó el director del departamento de Economía de la fundación, Andreas Esser.

Si los países de la UE mantienen su ya anunciada línea dura con Reino Unido, las pérdidas económicas que podría sufrir ese país alcanzarían los 300 mil  millones de euros hasta 2030. Y hasta ese año, la caída del producto interior bruto (PIB) podría ser del 14 por ciento.

En el mismo periodo, la primera economía europea, Alemania, podría perder más de 55 mil millones de euros.