Bancos piden que las tiendas paguen por ciberataques

Tras golpes contra Target y Home Depot en Estados Unidos, quieren que las cadenas comerciales asuman los costos de tener sistemas vulnerables.
Una sucursal de la cadena estadunidense.
Una sucursal de la cadena estadunidense. (Shutterstock)

Washington

Los bancos se están preparando para una gran pelea con las tiendas minoristas sobre quién debe cubrir los costos de los ciberataques, ya que han tenido que pagar la mayor parte de los costos después de las brechas que le atribuyen a las deficiencias de seguridad de los detallistas.

Los organismos que representan a los bancos se han unido para instar a los legisladores para que en la nueva sesión en el Congreso del próximo año introduzcan una legislación que obligue a las tiendas minoristas a pagar por los costos de los ataques.

Por ejemplo, los ataques cibernéticos en las tiendas Home Depot y Target, afectaron a casi 100 millones de tarjetas de crédito en el último año.

“Si fue el sistema de seguridad de datos de Home Depot el que fue violado, ¿no son ellos los que deberían reembolsar a los bancos todo los costos? Es simple sentido común”, dijo Cam Fine, presidente de la Independent Community Bankers of America (Comunidad Independiente de Banqueros de EU), que cuenta con alrededor de 5 mil miembros.

La filtración de datos en las tiendas detallistas, que la compañía informó en septiembre, le costó a la comunidad bancaria y a las uniones de crédito por lo menos 160 millones de dólares para sustituir los plásticos y pagar otros servicios relacionados con el ataque. Home Depot estima que la brecha de seguridad le costó a la compañía por lo menos 62 mdd.

En febrero, los grupos de tiendas detallistas y de la banca comercial anunciaron una asociación de ciberseguridad para que creciera el intercambio de información y otras iniciativas.

“La sugerencia de que los detallistas no pagamos nada es demostrablemente falsa”, dijo Brian Dodge, vicepresidente ejecutivo de la Retail Industry Association (Asociación de la Industria Minorista), un grupo de cabildeo.

Los costos de las transacciones no autorizadas en las tarjetas de crédito hackeadas fueron compartidos a partes iguales entre los bancos y las tiendas minoristas a lo largo del tiempo, agregó, y las cadenas de tiendas también contribuyeron para cubrir costo de volver a emitir tarjetas.