Con cautela, banco chino ICBC arranca en México

El grupo financiero prevé alcanzar 0.5 por ciento del mercado local en cinco años, una participación similar a Ve por Más.
La nueva institución abre puertas el próximo lunes.
La nueva institución abre hoy sus puertas. (Juan Carlos Bautista)

Ciudad México

Este día arrancan las operaciones del Banco Industrial y Comercial de China (ICBC) y aunque es uno de los bancos más grandes del mundo, su meta en México es muy reservada al inicio.

Yaogang Chen, director general de ICBC México, dijo a la prensa que el banco busca tener 0.5 por ciento del mercado financiero en cinco años. Esta aspiración es baja si se toma en cuenta que el banco más grande del sistema mexicano, BBVA Bancomer, tiene una participación de 22 por ciento y Santander y Banamex tienen 15 por ciento cada uno.

En contraste, Sabadell, recién llegado a México, quiere convertirse a mediano plazo en una de las 10 firmas financieras más grandes que operan en el país.

Si en cinco años el banco chino consigue una participación de 0.5 por ciento del mercado, será comparable con Ve por Más, un banco considerado chico en México que al cierre del primer trimestre administraba activos por unos 40 mil millones de pesos.

Según cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, la banca mexicana cuenta con activos que equivalen a 8.1 billones de pesos.

De acuerdo con Chen, 0.5 por ciento de participación total trazado como objetivo para los siguientes cinco años es con base en el capital que la casa matriz ha autorizado, no obstante, su principal propósito inicial es ser identificado como un banco sólido.

El banquero chino añadió que en el siguiente lustro la cartera de crédito de la institución rondará los 10 mil millones de pesos, aunque en ese tiempo tendrá una revolvencia de entre tres y cuatro veces.

Chen externó que en los siguientes tres años, ICBC solo atenderá al segmento corporativo, poniendo especial énfasis en otorgar financiamiento a empresas que se desempeñen en el sector energético, en el desarrollo de infraestructura, en la manufactura y en las telecomunicaciones.

Sobre el rubro energético, destacó que tienen mucho interés en dar líneas de crédito a CFE y Pemex, destacando que pese al contexto actual consideran a la petrolera como una empresa sólida.

“Nuestra casa matriz ha estado involucrada en dar líneas de crédito importantes a Pemex. Entendemos que toda compañía tiene complicaciones, pero nuestra visión es de largo plazo y eso nos hace percibir una solidez para dar apoyo con financiamiento. Aún no tenemos líneas de crédito definidas, pero claro que las habrá”, dijo el directivo.

Chen añadió que en los siguientes años se enfocarán en tres grupos de empresas: primeramente en firmas de origen chino que han llegado a México, segundo en empresas mexicanas con intención de exportar o importar productos desde o hacia China y tercero, en compañías globales que ya son clientes de su casa matriz.

En este sentido, destacó que existen alrededor de 70 empresas chinas en México, y con su llegada probablemente llegarán aún más, toda vez que ya se han acercado varias compañías a solicitar asesoría para expandirse y hacer negocios en el país.

Confianza en México

En los últimos meses se ha anunciado la llegada a México de varios bancos de origen asiático, la razón del interés, explicó el director general del ICBC, esla confianza que hay en el país, dado que pese a los problemas globales, México tiene una posición privilegiada que le brinda un importante potencial de crecimiento económico.

“En este momento todos los mercados están enfrentando problemas financieros, pero la perspectiva del banco sobre México es que tiene una posición privilegiada y de mejor competencia frente a las demás naciones. En pocas palabras, México tiene un potencial de crecimiento continuo”, apuntó.

En este sentido, destacó que México tiene una población joven que le da mucho potencial a su consumo, además de que no depende solo de sus materias primas dado que tiene un importante sector manufacturero; a esto se suma su estrecha relación con Estados Unidos, que tiene una economía en crecimiento que por inercia jalará a la de México.

Aparte del ICBC, también anunciaron su llegada al país otros dos bancos asiáticos: el japonés Mizuho y del coreano Shinhan, los cuales aunque ya tienen los permisos necesarios, no han revelado cuándo comenzaránsus operaciones.