Confianza del consumidor será moderada en 2014: Banco Azteca

Mientras la economía no se recupere la demanda de crédito será moderada. La gente aprendió a endeudarse con prudencia, platicó el director general del banco Luis Niño de Rivera.
Luis Niño de Rivera, vocero de Grupo Salinas sobre el tema Iusacell.
Luis Niño de Rivera, director general de Banco Azteca. (Especial )

Ciudad de México

La demanda de crédito, en lo que resta del año, será moderada debido a que no se prevé un mayor crecimiento de la economía ni mejoría en la confianza del consumidor.

"La perspectiva económica es incierta y mientras no se acelere el crecimiento no va a mejorar la confianza del consumidor. Por lo tanto, la gente prefiere no endeudarse", aseveró el director general de Banco Azteca, Luis Niño de Rivera.

El directivo comentó lo anterior al explicar que 2013 fue un "año difícil" para Banco Azteca ya que su cartera vencida creció, al pasar de 6.4 a 8.2 por ciento.

Este incremento, agregó, refleja dos cosas: uno, el mal desempeño en la economía, particularmente a partir del segundo semestre ya que el crecimiento fue de 1.1 y no 2.4 por ciento. Y un segundo aspecto, la prudencia de la gente para endeudarse.

La lección de la crisis

Después de la crisis de 1994, cuando quebró todo el sistema bancario, "todos aprendimos a manejar con mayor prudencia el crédito y a no salir de un momento de dificultad con más deuda", explicó.

Esa lección la gente la demostró en 2009, después de la crisis financiera internacional de 2008, con la quiebra de Lehman Brothers, una compañía de servicios financieros de Estados Unidos.

Hace cinco años los consumidores dejaron de endeudarse y la demanda por el crédito bajó porque entendieron que el manejo de sus pasivos es muy relevante a largo plazo, detalló.

Niño de Rivera dijo que "esta prudencia la vimos el año pasado, menos gente quería tener crédito y quienes no podía salir de su deuda se acercaron a la banca para hacer reestructuras, prueba de ello es que tuvimos una cartera de 8.2 por ciento, superior a lo que esperábamos".

El crédito y la reforma financiera

Uno de los ejes de la reforma financiera, que promulgó el presidente Enrique Peña Nieto el 9 de enero de 2014, es la expansión del crédito y la inclusión financiera.

Respecto a este tema, el director general de Banco Azteca opinó que "pretender mantener la meta de crecimiento en el crédito es riesgoso; pero proporcionar crédito para alcanzar mayor actividad económica es inteligente, ahí está el trabajo fino de cada institución".

El crédito es un tema de oferta y demanda, no porque los banco queramos prestar más, la gente va a querer deber más; y no porque la gente quieran deber más, es apta para tener crédito. Esto implica, comentó un análisis del entorno socioeconómico al que cada banco está dirigido.

Mantenerse fiel a un segmento

Banco Azteca tiene seis mil 800 puntos de venta, incluyendo la adquisición de Blockbuster distribuidos en México, Estados Unidos, Centro y Sudamérica.

El nicho de mercado de este banco es el segmento popular de la población, "de pocos recursos económicos".

Al terminar 2013, el banco captó 66 mil 600 millones de pesos y colocó 62 mil millones.

"Si nos mantenemos en esa línea no nos vamos a equivocar. Estamos enfocados en el sector popular desde que nacimos, el 26 de octubre de 2002 y no hemos fallado", destacó Niño de Rivera.

El 3 de enero de este año, la Comisión Federal de Competencia Económica autorizó a Grupo Elektra la compra del 100 por ciento de las acciones de la cadena Blockbuster.

Niño de Rivera comentó que en los 321 puntos que tiene esta cadena ofrecerán, a partir de este año, los servicios financieros de Banco Azteca.

"Estamos preparando nuevos productos, Bluckbuster tiene 1.6 millones de clientes activos, que van todo el año a la tienda y tiene tres millones de personas en su lista de socios. A ellos les vamos a ofrecer la nueva gama de servicios", anticipó.

Al incursionar en este segmento de mercado Banco Azteca competirá con HSBC, Banamex, Bancomer, Scotiabank, y Banorte.

Entrar a este mercado implica la invertir en tecnología porque la banca transitará hacia las operaciones virtuales. Por ahora, los usuarios usan los dispositivos móviles para hacer consultas; pero para manejar su dinero prefieren entablar una conversación cara a cara con los ejecutivos.