Banco Mundial y FMI van al rescate de Azerbaiyán

Una misión de funcionarios de ambos organismos viaja para discutir un paquete de préstamos de emergencia por 4 mil mdd.
Las Flame Towers, en la capital azerbaiyana.
Las Flame Towers, en la capital azerbaiyana. (Shutterstock)

Moscú y Washington

Funcionarios del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial están en Azerbaiyán para discutir un posible paquete de préstamos de emergencia de 4 mil millones de dólares (mdd), con el que se corre el riesgo de que sea el primero de una serie de rescates financieros como consecuencia de la caída de los precios del petróleo.

La misión en Bakú, que se da después de una crisis de divisas provocada por el colapso de los precios del petróleo, llega en medio de la preocupación que hay en el FMI y el Banco Mundial sobre los productores de mercados emergentes.

El fondo y el banco también monitorean los avances en otros países productores de petróleo, como Brasil, que ahora se encuentra en medio de su peor recesión en más de un siglo, y Ecuador. La crisis en Venezuela, impulsada por el petróleo, incluso plantea la posibilidad de reparar las relaciones entre el fondo y Caracas, país al que el personal del FMI visitó por última vez hace más de una década.

El 95 por ciento de la exportaciones de Azerbaiyán dependen del gas y el petróleo, y las repercusiones de la crisis por la debilidad de su moneda desencadenó una serie de manifestaciones en todo el país que sacudieron al gobierno del presidente Ilham Aliyev. La semana pasada, la antigua república soviética recurrió a los controles de capital como respuesta a la caída de los precios del petróleo, y puso en marcha un impuesto de 20 por ciento sobre la exportación de moneda extranjera. El manat cayó 35 por ciento desde que el banco central abandonó en diciembre la fijación con el dólar, después de gastar más de la mitad de sus reservas en un año.

El equipo del FMI está en Bakú desde hoy y hasta el 4 de febrero para una "visita del personal de investigación a petición de las autoridades", dijo el fondo. Van a discutir la eventual "asistencia técnica" y a "evaluar las posibles necesidades financieras". El paquete financiero que está en discusión tiene un valor de alrededor de 4 mil millones de dólares, dijeron personas familiarizadas con las pláticas.

El Banco Mundial dijo que el FMI y ellos debaten con el gobierno las medidas inmediatas y de largo plazo "como respuesta a la presión sobre la moneda local y los bajos precios del petróleo".

Esta semana, el Banco Mundial predijo que los precios del crudo van a estar este año en un promedio de solo 37 dólares por barril, y advirtió sobre las consecuencias a largo plazo. También alertó que tanto los productores como los mercados de materias primas se enfrentan al riesgo de una desaceleración mayor a la esperada en economías emergentes de alto consumo de petróleo, como China.

"Son tiempos difíciles para los productores de petróleo y sus acreedores", advirtió ayer a sus clientes Oxford Economics. "La historia da una razón para tener un pesimismo extremo sobre la probable suerte de los productores de materias primas; lo que sugiere que (los mercados emergentes) están propensos a entrar en impagos y es probable que las caídas de las materias primas sean la mayor causa de incumplimiento".