Banamex cierra líneas de factoraje por Oceanografía

El gerente comercial de la Sociedad Financiera de Objeto Múltiple Navix dijo que esto ocurrió a partir del supuesto fraude de Oceanografía a Banamex.
Oceanografía creó diversas subsidiarias para poder comprar, emitir deudas o contar con créditos.
Oceanografía creó diversas subsidiarias para poder comprar, emitir deudas o contar con créditos. (Claudia Guadarrama/Archivo)

Ciudad de México

El supuesto fraude de Oceanografía a Banamex por 485 millones de dólares provocó que de momento esta institución bancaria limitara el otorgamiento de créditos a empresas del sector energético que estaban en proceso para la obtención de financiamiento. “Empresas que tenían líneas abiertas o créditos de factoraje con Banamex ahora están buscando otras fuentes de financiamiento”, informó el gerente comercial de la Sociedad Financiera de Objeto Múltiple Navix, Fernando Cárdenas.  

El directivo de esta Sofom, que tiene presencia en el mercado desde hace 24 años, detalló que para algunas empresas “el financiamiento con Banamex se les está dificultando. Algunos de nuestros clientes que se fueron con este banco están regresando,  porque el banco, por cuestiones de regulaciones cerró la llave de líneas abiertas y factoraje”, comentó.

Por esta razón, agregó, es que “hemos tenido acercamientos con estos y otros clientes que ya tenían líneas de factoraje y que están tocando puertas con otras instituciones. Aquí la oportunidad es ofrecerles condiciones  atractivas”.

Milenio consultó a Banamex sobre este cierre, momentáneo, de créditos a las empresas del sector energético. La respuesta fue que el banco sólo niega el financiamiento a quienes no cumplen con el requisito para ser sujeto de crédito.

Cárdenas detalló que a pesar de que las Sofomes no están sujetas a cumplir una regulación tan estricta como la de los bancos para la autorización de créditos, Navix realiza una revisión minuciosa del historial de la empresa que solicita el crédito.  

Esta entidad financiera, con el apoyo de un comité de revisión hace un estudio de la capacidad técnica y financiera de la empresa solicitante.

“Revisamos la documentación legal y financiera del cliente, corroboramos la autenticidad de los auditores externos y en un buró legal checamos las condiciones jurídicas de la empresa”, explicó.

Según Navix, cuentan con equipo que de manera constante corrobora con personal de las áreas de Pemex que otorgaron el contrato a la empresa que les solicita el crédito, la autenticidad del contrato.

Cárdenas explicó que esta Sofom financia a los contratistas de Petróleos Mexicanos y Comisión Federal de Electricidad (CFE) con créditos que van desde los 10 millones hasta los 650 millones de pesos.

“Financiamos hasta 85 por ciento del valor del contrato. Antes de la autorización analizamos el contrato para evaluar el financiamiento que requerirá la empresa así como el tiempo en que desarrollará el proyecto”.

A decir del gerente comercial, el fondeo de Navix es a través de un certificado de capital de desarrollo por cuatro mil millones de pesos que colocaron en la Bolsa Mexicana de Valores en 2010.

De igual modo tiene otras líneas de fondeo con otras entidades bancarias nacionales e internacionales, con lo cual tienen una base de liquidez por cinco mil millones de pesos.  

Antecedentes

En marzo la Comisión Nacional Bancaria y de Valores explicó que Oceanografía pedía a Banamex un préstamo por el cual dejaba en garantía facturas por cobrar a Petróleos Mexicanos. Cuando el banco intentó cobrarle a Pemex se percataron que había facturas falsas.   

Según Banamex el fraude fue por 485 millones de dólares, derivado de este caso la  CNBV inició las investigaciones para determinar si existe un delito financiero al entregar información falsa para hacerse acreedor a un crédito. “Nosotros supervisamos a los bancos y los regulamos, debemos identificar si hubo irregularidades en el banco, al amparo de este programa de facturas”, explicó en su momento su titular, Jaime González Aguadé.