Cierra Banamex investigación por fraudes

Javier Arrigunaga, director general del grupo financiero, admitió que las conclusiones de la investigación evidencian sus fallas; de esta manera, dijo, "cerramos un doloroso episodio".
Javier Arrigunaga, presidente de Banamex
Javier Arrigunaga, presidente de Banamex (Cuartoscuro)

Ciudad de México

Javier Arrigunaga, presidente del Grupo Financiero Banamex, informó que concluyó la investigación interna sobre una línea de su programa de factoraje para empresas proveedoras de Pemex, entre ellas Oceanografía, lo que derivó en el despido de 11 empleados.

El director general de la institución admitió que las conclusiones de la investigación evidencian sus fallas y dijo que con los despidos, que afectan a cuatro ejecutivos de alto nivel, incluyendo dos directores de departamento en México, "cerramos un doloroso episodio".

"Como resultado de esta investigación, desafortunadamente Banamex dio por terminada la relación laboral de 11 funcionarios de distintos niveles jerárquicos, áreas funcionales y de negocio que no cumplieron con los estándares de supervisión esperados de sus responsabilidades", señala el comunicado.

No obstante, informó que el grupo financiero sigue revisando sus procesos y controles de riesgo, así como fortaleciendo toda área que no cumpla satisfactoriamente con los estándares globales de su matriz Citigroup y sus mejores prácticas.

"De esta forma, cerramos un doloroso episodio de nuestra historia. Un hecho lamentable que enfrentamos frontalmente desde el inicio y en cuya solución hemos trabajado arduamente", dijo Javier Arrigunaga.

El también presidente de la Asociación de Bancos de México expresó que las conclusiones de la investigación evidencian sus fallas, pero también dejan un valioso aprendizaje que buscarán aprovechar para el futuro.

Tal como lo informó Citigroup por la mañana, Banamex confirmó que la investigación dio como resultado la destitución de su cargo de 11 empleados, y añadió que es factible que otros colaboradores, lo mismo de México que de otras regiones, sean sancionados.

Los malos créditos fueron extendidos a la empresa Oceanografía, contratista de Pemex, que usó supuestos pagos previstos por Pemex como colaterales en operaciones conocidas como factoraje.

Tras descubrirse el fraude, el gobierno de México tomó el control de Oceanografía y comenzó una investigación; en Estados Unidos, la Comisión de Valores (SEC) también está analizando las operaciones, mientras que el Departamento de Justicia ha solicitado información sobre el caso.

En marzo la Comisión Nacional Bancaria y de Valores explicó que Oceanografía pedía a Banamex un préstamo por el cual dejaba en garantía facturas por cobrar a Petróleos Mexicanos. Cuando el banco intentó cobrarle a Pemex se percataron que había facturas falsas.

Según Banamex el fraude fue por 485 millones de dólares, derivado de este caso la CNBV inició las investigaciones para determinar si existe un delito financiero al entregar información falsa para hacerse acreedor a un crédito. "Nosotros supervisamos a los bancos y los regulamos, debemos identificar si hubo irregularidades en el banco, al amparo de este programa de facturas", explicó en su momento su titular, Jaime González Aguadé.


Con información de Reuters

Braulio Carbajal