Bajos precios de la gasolina en EU no logran aumentar el consumo

Las personas en Estados Unidos gastan menos en el energético, pero sus compras en tiendas minoristas solo repuntan ligeramente.
Los costos de la gasolina en EU cayeron una décima parte desde enero.
Los costos de la gasolina en EU cayeron una décima parte desde enero. (Shutterstock)

Estados Unidos

La revolución del shale está reduciendo los precios de la gasolina, así que los consumidores tendrán más dinero para gastar. Pero es difícil decir a dónde irán a parar esos dólares adicionales.

Walmart informó, con un poco de fanfarria, su primer aumento en ventas individuales de cada tienda en siete trimestres esta semana. Sin embargo, uno podría haber esperado un incremento mayor a 0.5 por ciento. Los precios de la gasolina en EU cayeron una décima parte desde enero, a 2.92 dólares por galón, de acuerdo con la Administración de Información de Energía de EU (EIA). Mientras que, en promedio, los hogares estadunidenses gastaron solamente cerca de 4% de sus ingresos antes de impuestos en combustible, la carga debe ser más pesada en familias con menores ingresos, los principales clientes de Walmart.

Sin embargo, hay presiones compensatorias. Encuestas de la Universidad de Míchigan y de la Conference Board sobre el sentir del consumidor muestran que, a pesar de que el optimismo es alto en las familias que ganan más de 75 mil dólares al año, los que ganan menos se sienten desfavorecidos mientras batallan para encontrar un empleo estable. El “sentimiento extendido” entre los grupos de altos y bajos ingresos está en su punto más alto en 13 años, señala Credit Suisse. Los hogares más pobres podrían estar ahorrando lo de las cuentas de combustible en lugar de gastarlo.

Las cadenas minoristas de lujo —Nordstrom o Whole Foods— se beneficiarán más con la expansión de la economía. La unidad de negocios con mejor desempeño de Walmart es el de sus mercados de vecindario (o tiendas de la esquina) de precios altos, donde las ventas aumentaron 5% en el último cuarto. Pero para los compradores acomodados, es poco probable que el precio de la gasolina cambie sus hábitos de compra.

Los minoristas advirtieron que la competencia es fuerte; aun así, los mercados reflejaron un poco de optimismo de días festivos. El índice para minoristas del S&P 500 aumentó 8.5% en tres meses, frente a 4.3% del S&P 500. Los menores precios del petróleo no justifican el júbilo.