Bajan los precios de insumos pero suben los de sus derivados

Los industriales compran barato y venden a precios altos, acusan.
Algunos productos derivados de la leche se han encarecido en el año.
Algunos productos derivados de la leche se han encarecido en el año. (Jesús Quintanar)

México

A pesar de que los precios internacionales de la leche, el maíz y el arroz han bajado en los últimos meses, los de sus derivados aumentaron, debido a la poca regulación de las autoridades federales, explicaron productores.

Datos del Sistema Producto Maíz señalan que el precio internacional de este grano se encuentra en los niveles más bajos desde hace cuatro años, en 151 dólares la tonelada, equivalente a mil 963 pesos.

De acuerdo con la Sagarpa, en los últimos meses el precio del insumo descendió a la mitad, aunque el kilogramo de tortilla de maíz a granel se ha mantenido en 10.40 pesos promedio.

A pesar de esa situación, la Profeco ha multado a algunas tortillerías por aumentar precios, puesto que en enero realizó 874 visitas de verificación, suspendió la actividad comercial en 94 e inmovilizó 20 básculas por incumplir con la calibración.

En cuanto al mercado del arroz la situación no es diferente, la tonelada viene bajando desde los últimos 12 meses, al ubicarse en 580 dólares en junio de 2014; no obstante, los precios de sus productos derivados no han descendido.

De acuerdo con el Índice Nacional de Precios al Consumidor, el kilogramo de arroz se ha mantenido en 17.20 pesos en promedio en el país.

Al respecto, la Secretaría de Economía rechazó fijar una postura, mientras que Enrique Martínez, titular de Agricultura, dijo que entre los retos para lograr precios justos para productores y consumidores, destaca el de regular los mercados mediante un plan estratégico de la producción agropecuaria.

“El principal desafío es atemperar los estragos de una ley que no se puede derogar, la de la oferta y la demanda, que es la que marca los precios de los bienes, con la instrumentación de políticas públicas, programas y esquemas preventivos”, subrayó. 

De acuerdo con información del Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche, solo en lo que va del año el precio internacional de la leche cayó 30 por ciento, al pasar de poco más de 5 mil dólares por tonelada a 3 mil 600.

A decir de Álvaro González Muñoz, presidente del organismo agroindustrial, los precios de los commodities nacionales tiene que ajustarse al precio internacional, aunque muchas veces conlleve pérdidas para el productor, pues de lo contrario las empresas que utilizan estos insumos en el país recurren a la importación y no compran los mexicanos.

“No obstante esta disminución de precios, nunca se refleja en los productos finales que consumen las familias, sino que continúan aumentando, ante la falta de regulación para equilibrar la situación por parte el gobierno federal”, señaló.

Consideró que los únicos beneficiados de esta situación son los industriales, porque compran insumos baratos y venden a precios altos.

González dijo que esa labor debiera ser una responsabilidad compartida de las secretarías de Economía y de Agricultura, pues las administraciones federales pasadas la han eludido y la actual “no le han entrado al tema”.

De acuerdo con información de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), en los últimos seis meses ha observado un aumento de precios en productos derivados de leche al consumidor final.

Al citar solo unos ejemplos, se puede observar que la leche en polvo marca Nido, entera de lata de 1.68 kilogramos, en febrero tenía un precio promedio de 171 pesos, y en julio subió a 180.99 pesos en la zona metropolitana.

La leche condensada La Lecherita, lata de 100 gramos, en febrero valía 8.31 pesos, mientras que en julio llegó a 8.69 en la misma zona geográfica.

De igual forma, la leche en polvo Alpura Kids, bolsa de 500 gramos, tenía en enero un costo promedio de 51.50 pesos, mientras que en julio registró 51.95.