Bajan informalidad y desempleo: Inegi

En septiembre la base de trabajadores afiliados al IMSS se incrementó en 117 mil 644 puestos, lo que representa el nivel más alto en 12 meses.
Comercio informa en la Ciudad de México.
Comercio informa en la Ciudad de México. (Nelly Salas)

México

En septiembre pasado, la tasa de desempleo en México fue menor que la registrada en 2014 y ajustada por estacionalidad presentó el nivel más bajo en casi siete años, al tiempo que la informalidad laboral presentó una ligera disminución; sin embargo, la subocupación —necesidad y disponibilidad para trabajar más horas— se incrementó.

De acuerdo con las cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la tasa de desempleo fue inferior en septiembre de 2015 con relación a la de igual mes de un año antes, al pasar de 5.1 a 4.5 por ciento, como proporción de la población económicamente activa (PEA), mientras que la de subocupación aumentó, de 8.4 a 8.9 por ciento de la población ocupada.

Con base en cifras ajustadas por estacionalidad (que elimina variantes en días hábiles o por evento), la tasa de desocupación a nivel nacional fue de 4.2 por ciento, indicador menor a la del mes inmediato anterior, cuando se ubicó de 4.3 por ciento, en tanto que la subocupación se mantuvo en 8.5 por ciento.

Referente a la informalidad, ésta presentó una tasa de 57.6 por ciento de la población ocupada en septiembre pasado, por debajo del 57.8 por ciento registrado en el mismo mes de 2014.

El área de análisis de Scotiabank indicó que los resultados anteriores coinciden con el desempeño en la generación de empleo formal, ya que en el mes de referencia el número de trabajadores afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se amplió en 117 mil 644 puestos, una cifra que comparada con resultados de meses similares quedó solo debajo de la creación histórica registrada en septiembre del año pasado (156 mil 432 empleos).

Con lo anterior, la tasa de generación de empleo en los últimos doce meses, pese a moderarse de 4.5 a 4.2 por ciento, fue superior a 4 por ciento por décimo tercer mes continuo. Así, los resultados en materia de empleo y desempleo siguen denotando un moderadamente positivo dinamismo económico al cierre del tercer trimestre de 2015.

Por su parte, especialistas de Grupo Financiero Invex explicaron que a nivel sector, el aumento anual en el empleo fue impulsado, principalmente, por la industria de la construcción, con 7.5 por ciento, el sector agropecuario con 6.9 y el sector transformación con 5.1 por ciento.

No obstante, señaló, aunque el sector industrial muestra un débil crecimiento, Invex espera que la recuperación de la economía estadunidense y la depreciación del peso revitalicen el sector manufacturero para que éste a su vez contribuya con una mayor creación de empleo.

En este contexto y en la medida que se consolide el crecimiento económico, la institución financiera prevé que se dará un incremento de la inserción laboral formal, aunque considera que el incremento de población activa es probable que aumente la presión sobre la tasa de desempleo; no obstante, espera que la creación de trabajo tome impulso.

El Inegi detalló que en el mes que se reporta, 21.2 por ciento de los desocupados no contaba con estudios completos de secundaria, mientras que los de mayor nivel de instrucción representaron 78.8 por ciento, en tanto que las cifras para la situación de subocupación fueron de 38.3 y de 61.6 por ciento, respectivamente.

Invex considera que la creación de empleos permanentes es firme; sin embargo, considera que la tasa de subocupación aumentó en septiembre y sugiere que aún existe cierta holgura; no obstante, para este año espera una tasa de desocupación promedio de 4.5 pro ciento, inferior al 4.8 de 2014.

Al considerar solamente el conjunto de 32 principales áreas urbanas del país, en donde el mercado de trabajo está más organizado, el desempleo significó 5.4 por ciento de la PEA en septiembre de 2015, tasa menor en 0.4 puntos porcentuales a la observada en igual mes de 2014.

Por entidades federativas, la tasa de desempleo más baja se registró en Guerrero, con un nivel de 2.4 por ciento de la PEA, seguida de San Luis Potosí (3.1), Chiapas (3.2), Campeche (3.3), Zacatecas y Puebla (3.5 por ciento cada una) y Veracruz y Oaxaca, con una tasa de 3.7 por ciento, en cada caso.

En contraste, las tasas de desocupación más altas se registraron en Tabasco, con 7 por ciento, Nayarit (6.8), Estado de México (5.9), Querétaro (5.5) y Coahuila y el DF, con 5.3 por ciento, respectivamente.