Baja el crédito bancario al sector automotriz

Al cierre del primer trimestre de 2016 el crédito automotriz subió 7% respecto a 2015; lo que contrasta con el resultado del primer trimestre del año pasado cuando fue de 110%.
Autos de agencia.
(Milenio Digital)

Ciudad de México

Entre el primer trimestre de 2014 y el mismo periodo de 2015 el financiamiento de la banca a la industria automotriz fluyó de manera abundante, debido a las altas expectativas sobre el sector, pero un año después ha puesto un notable freno a la derrama crediticia.

Según cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), al cierre de los primeros tres meses de 2016 la cartera de crédito destinada a empresas del sector automotor llegó a 29 mil 315 millones de pesos, un incremento de 7 por ciento respecto a lo reportado en el mismo periodo de 2015.

Ese crecimiento contrasta con lo conseguido en el primer trimestre del año pasado, el cual fue de 110 por ciento anual.

Dicha expansión fue gracias a que el saldo en el portafolio de la banca múltiple avanzó desde un monto de solo 13 mil millones de pesos que tenía al cierre de los primeros tres meses de 2014 a uno de casi 27 mil 500 millones de pesos registrado al cierre de igual lapso de 2015.

Rogelio Garza, subsecretario de la Industria y Comercio de la Secretaría de Economía, destacó que con el objetivo de incentivar el financiamiento de la banca al sector automotor, Nacional Financiera ha hecho una derrama de 3 mil 500 millones de pesos en forma de garantías, dinero que sirve para que la banca comercial no absorba todo el riesgo.

Cabe apuntar que luego de vivir un importante auge, la industria automotriz pasa por un momento complicado; las causas, según la propia Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), son el bajo dinamismo económico mundial y los paros técnicos programados en algunas plantas en el país.

Según los datos de la CNBV, la mayor parte del financiamiento que la banca concede al ramo automotor está dirigido a las grandes empresas.

Los datos al cierre del primer trimestre de 2016 indican que de los 29 mil 315 millones de pesos que ha prestado la banca múltiple a las empresas del sector automotriz, 27 mil 464 millones han ido a parar a grandes corporativos con operación en México; es decir, 94 por ciento del total.

El resto del financiamiento está distribuido de la siguiente forma: 647 millones de pesos en medianas empresas, 677 millones en pequeñas y 525 millones en pequeñas.

El freno en el financiamiento a empresas relacionadas con alguna etapa del proceso de producción de un vehículo no se ha visto reflejado en el dinamismo del crédito que la banca concede a las familias para que puedan obtener un automóvil, toda vez que este año registra un crecimiento anual de 14 por ciento, cuando el año pasado era de solo 3 por ciento.

Según las últimas cifras del organismo regulador, al cierre de los primeros tres meses del año la banca múltiple ha concedido alrededor de 88 mil 730 millones de pesos en crédito a las familias para la adquisición de automóviles nuevos o usados.