Baja de 4 a 3.75% la tasa de interés interbancaria

La junta de gobierno del Banco de México estima un crecimiento de la economía considerablemente menor al previsto en su último reporte trimestral de inflación.
El impacto en los precios por aprobación de reformas sería transitorio, asegura el Banxico.
El impacto en los precios por aprobación de reformas sería transitorio, asegura el Banxico. (René Soto)

México

La junta de gobierno del Banco de México decidió disminuir en 25 puntos base el objetivo para la tasa de interés interbancaria a un día, a un nivel de 3.75 por ciento, desde el anterior de 4 por ciento; asimismo, estima un crecimiento de la economía considerablemente menor al previsto en su último reporte trimestral de inflación.

Desde 2009 la institución mantuvo la tasa en 4.5 por ciento, hasta marzo pasado cuando la bajó a 4.

De acuerdo con el anuncio de política monetaria del organismo, la junta de gobierno anticipa que el mayor grado de holgura en la economía prevalecerá por un periodo prolongado, junto con la expectativa de avances significativos en el fortalecimiento estructural de las finanzas públicas; y considera que con este menor nivel del objetivo para la tasa de interés, la postura monetaria es congruente con una convergencia eficiente de la inflación a la meta permanente de 3 por ciento.

Con respecto al crecimiento económico, el banco central anticipa que durante la segunda parte del año y el próximo la actividad económica de México mostrará una recuperación; sin embargo, prevé que el crecimiento para 2013 en su conjunto será considerablemente inferior a la proyección publicada en su último informe sobre la inflación, abril–junio de 2013, en el que estimó un alza del producto interno bruto (PIB) a un nivel de entre 2 y 3 por ciento.

Además, el Banxico también prevé que el crecimiento del PIB correspondiente a 2014 se situará por debajo de lo señalado en dicho informe, de un aumento en un intervalo entre 3.2 y 4.2 por ciento. Derivado de lo anterior es que el organismo espera un amplio grado de holgura en la economía por un tiempo prolongado, originado por la contracción de la actividad económica en el segundo trimestre del año.

Esto apunta a una trayectoria para la inflación en los próximos meses por debajo de la que se pronosticaba previamente. En lo que respecta al componente subyacente, que es el que refleja de mejor forma la tendencia de la inflación en el largo plazo, Banxico espera que se mantenga en niveles históricamente bajos gracias a la ausencia de presiones provenientes de la demanda agregada en los próximos 18 meses.

Banxico señaló que si bien existe la posibilidad de que ocurran en el futuro cercano cambios en precios relativos resultantes de una reforma fiscal, estima que, en su caso, el impacto sobre la inflación sería transitorio y difícilmente se presentarán efectos de segundo orden.

En este contexto, analistas del grupo financiero Banorte-Ixe consideran que la junta de gobierno del Banxico decidió aprovechar la “última ventana de oportunidad” para recortar la tasa antes de que la Reserva Federal de Estados Unidos empiece a reducir el estímulo monetario y la inflación total vuelva a subir; asimismo, piensan que el comunicado no apunta a más bajas hacia adelante.

Por su parte, especialistas de Banamex indicaron que si bien Banxico no pareció sugerir que se trata del inicio de una serie de recortes en la tasa de referencia, ve espacio para otro recorte de 25 puntos base, pero considera que la decisión de recortar de nuevo la tasa dependerá del potencial impacto inflacionario de la reforma fiscal, la cual estima que se orientará más hacia mayores impuestos al ingreso y no tanto al IVA en algunos bienes.

En lo referente al crecimiento económico mundial, el Banco de México explicó que prevalecen riesgos a la baja, ya que la economía ha mostrado un comportamiento mixto. En este contexto y aunado a la ausencia de presiones significativas sobre los precios de las materias primas, la institución central anticipa un panorama de baja inflación internacional.

Claves

Inversión fija bruta

En junio la inversión fija bruta, que representa los gastos realizados en maquinaria y equipo de origen nacional e importado, así como los de construcción, cayó 3.1 por ciento en términos reales, con respecto al mismo mes del año anterior, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

El resultado de la inversión fija bruta se debió al comportamiento mixto de sus componentes, pues los gastos de construcción se redujeron 7.2 por ciento y los de maquinaria y equipo total aumentaron 4.8 por ciento. Además, es la segunda disminución consecutiva y la tercera en lo que va del año.