Baja recaudación de predial en NL, señala Aregional

La empresa especializada en finanzas da a conocer algunas de las causas por las que el ingreso per cápita del impuesto ha disminuido en el Estado.

Monterrey

Nuevo León se ubica en el grupo de entidades federativas con tasas de crecimiento negativas en recaudación de predial y derechos de suministro de agua, de acuerdo al más reciente análisis que comprende el periodo 2006-2013 de Aregional.

La firma especializada en finanzas públicas, señala que la recaudación del impuesto predial y los derechos del agua constituyen una importante fuente de ingresos directos para los municipios, además de ser un componente utilizado para el cálculo en la distribución de varios de los fondos del Ramo 28.

En el periodo de 2006 al 2013 la recaudación de predial y agua en entidades como Nuevo León, bajó al ubicarse éste entre el grupo de estados con tasas negativas que vinieron de 20.2 por ciento en el 2006 a -6.8 por ciento en el 2013.

El análisis explica que lo anterior obedece a que los municipios de Nuevo León perdieron autonomía financiera, ya que su captación de ingresos propios disminuyó mientras crecieron las transferencias federales que recibieron.

"Los estados que presentaron tasas negativas en su crecimiento, comparten la característica de que sus cocientes de recaudación entre el Fondo de Fomento Municipal (FFM), han tenido un franco descenso a partir del año 2009, y ninguna de estas entidades ha recuperado los niveles que reportaron en los primeros años, por lo que su percepción de impuestos crece a un ritmo menor que su participación en el FFM", describió la firma.

Aregional señaló que entre las causas por las cuales la recaudación del impuesto predial se mantiene baja se debe a que existen pocas sanciones por incumplimiento, una escasa información sobre la forma de cobro, falta de actualización de los catastros, poca comunicación entre las autoridades y la población, pocas facilidades de pago, poco intercambio de información entre las dependencias que no llevan registros y estadísticas del número de predios totales en cada municipio, los predios registrados, los que no pagan, los que están subvalorados y los que tributan inadecuadamente.

No obstante, al observar los indicadores de recaudación per cápita del impuesto predial y de derechos por el suministro de agua en las entidades federativas durante el 2013, es donde Nuevo León se coloca en la quinta posición con mil 159 pesos por encima de Querétaro.

En este rubro, Aregional señala que el Distrito Federal ocupa la primera posición con mil 925 pesos de recaudación por habitante.

Indicó que en términos de evolución de la recaudación del Impuesto Predial y Derechos de Agua a nivel nacional de los gobiernos locales en el período 2006 al 2013, incluyendo al Distrito Federal, la recaudación en 2006 fue de 65 mil 759 millones de pesos a precios constantes de 2013, y para el final del periodo (2013) alcanzó la cifra de 82 mil 541 millones de pesos, cifra que representan un incremento promedio anual real de 3.3 por ciento en el periodo de análisis.

Resaltó que los municipios en las entidades federativas que tienen una mayor recaudación de impuesto predial, son aquellos que han implementado programas de actualización de sus padrones catastrales y han realizado esfuerzos por modernizar y tecnificar su cobro, es decir, la mayor recaudación del predial en primera instancia responde a las propias iniciativas de las localidades que se preocupan por aumentar su captación de ingresos.

Se destacan en el periodo de análisis el esfuerzo que hicieron por mejorar esta recaudación los estados de Campeche, Hidalgo, Nayarit, Morelos, Chihuahua y el Distrito Federal; en Morelos y Nayarit las tasas de crecimiento fueron mayores porque, en general, partieron de bases muy pequeñas, y sus estrategias para incentivar la recaudación tributaria están teniendo éxito en lograr sus objetivos de incrementar sus ingresos propios.

Asimismo, los estados que mostraron una mayor evolución en la recaudación de estos gravámenes, fueron aquellos en los que el dinamismo económico presentado, se concentró principalmente en las áreas de manufactura, servicios, comercio, y turismo (como son los casos de Campeche, Nayarit y Quintana Roo).

Destaca por su importancia en los mismos, el incremento que han tenido los nuevos desarrollos inmobiliarios, sobre todo en aquellos ayuntamientos que implementaron medidas de actualización de sus catastros respectivos, incorporando al mismo estas nuevas edificaciones.