BMV prepara producto para invertir en energía

Se requiere evitar que los inversionistas que quieran participar en el sector a través paguen al doble impuestos.
Juan Oriol Bosh, director general de la BMV.
Juan Oriol Bosh, director general de la BMV. (Nelly Salas)

México

Una vez que se haya superado la parte fiscal, a finales de año se podría tener listo el nuevo producto de inversión en proyectos de infraestructura energética, informó el director general de la Bolsa Mexicana de Valores, Juan Oriol Bosch.

"De los tiempos, no lo sé, no depende de la bolsa, sino del tema fiscal; espero que a finales de este año salga el primer MLP (Master Limited Partnership, instrumento de inversión) en el mercado", estimó.

Al hablar sobre las perspectivas del gobierno corporativo en un foro organizado por el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), dijo que su retraso se debe a que está en análisis el tratamiento tributario que se aplicará.

Se requiere evitar que los inversionistas que quieran participar en el sector energético en la BMV estén sujetos a un pago doble de impuestos, para tener disponible este producto que en Estados Unidos financia 75 por ciento de los proyectos de infraestructura energética conocidos como MLP.

El directivo del centro bursátil explicó que se estudiaron varios casos para no partir de cero y poder determinar el instrumento de inversión más adecuado; se pensó en los certificados de capital de desarrollo, pero éstos son de largo plazo y están orientados a inversionistas institucionales, como las administradoras de fondos de ahorro para el retiro.

También se consideró que lo ideal sería crear un Fibra energético, no obstante, son esquemas de inversión para el sector de bienes raíces.

Los Fibra son semejantes a los fondos de inversión en bienes raíces estadunidenses. Sus certificados operan en el mercado como las acciones y ofrecen rendimientos sobre rentas y ganancias de capital de canastas de inmuebles.

Así fue que se llegó a considerar al MLP, que nació en los años 80 en EU y que es la principal fuente de financiamiento de infraestructura energética, expuso.

Por su parte, la presidenta del comité de gobierno corporativo y jurídico financiero del IMEF, Flor Unda Carbot, afirmó que esta práctica lejos de ser una moda, hoy se considera un concepto necesario para la sostenibilidad
y el crecimiento de las empresas.

Más de dos tercios de los inversores pagarían más por una compañía con un buen gobierno corporativo, aseguró, al explicar que las sanas prácticas brindan una mayor seguridad a la inversión. "Cuanto mayor sea la transparencia y más información exista, mayor será la confianza de los inversores en el mercado"

Nunca como ahora el gobierno corporativo estuvo sujeto a tantas presiones, advirtió, motivadas por las crisis y escándalos de las últimas décadas, la globalización, el contexto regulatorio, el comportamiento de los inversionistas y el intenso escrutinio público que traen consigo las tecnologías de información y comunicación.

Se necesitan consejeros comprometidos, educados y capacitados para asumir estas responsabilidades, pero también, se requiere que los dueños y accionistas vean en su consejo el más valioso activo de la compañía, que aprendan a "poner los caballos delante de la carreta" y no le limiten su papel a las tareas de supervisión del cumplimiento y vigilancia de los recursos de la sociedad, señaló Unda.