Azúcar mexicana no afecta a EU: Economía

Washington investiga importaciones por 'dumping' y subsidios.
México busca utilizar más caña en la producción de etanol.
México busca utilizar más caña en la producción de etanol. (Omar Meneses)

México

La industria azucarera de Estados Unidos no ha sufrido daños por las importaciones procedentes de México, afirmó la Secretaría de Economía en respuesta a las investigaciones que realiza ese país por supuestos dumping y subsidios al endulzante nacional.

En un comunicado, la dependencia explicó que las investigaciones pueden afectar el delicado balance en el comercio de edulcorantes entre ambos países.

Subrayó que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte creó un mercado altamente integrado, en el que México exporta azúcar a EU e importa fructosa, un sistema que ha funcionado de manera exitosa en beneficio de los productores, usuarios y consumidores de edulcorantes en ambos países.

Economía afirmó que el gobierno de México hizo estas afirmaciones ante la Comisión de Comercio Internacional de EU, como parte de la audiencia preliminar de dichas investigaciones.

La dependencia detalló que, adicionalmente, México está tomando medidas para exportar 1.1 millones de toneladas métricas de azúcar a terceros países, con el objeto de evitar cualquier afectación en los mercados de América del Norte, y que este esfuerzo de cooperación fue recientemente reconocido por el secretario de Agricultura de EU, Thomas Vilsack.

Asimismo, resaltó que el gobierno de México estableció un programa de producción de etanol con base en caña de azúcar con miras a desarrollar un mercado sustentable de biocombustibles y a través del cual México consumirá caña de azúcar nacional.

En la audiencia participaron también los líderes de la Cámara Nacional de la Industria Azucarera y Alcoholera y el Fondo de Empresas Expropiadas del Sector Azucarero, quienes presentaron ante la comisión los argumentos de derecho y los factores económicos que demuestran que esta investigación no tiene sustento y que, por lo tanto, debería ser desechada por la autoridad estadunidense.

En una petición a la comisión, la primera de su tipo según expertos, los productores estadunidenses aseguraron que las importaciones de azúcar mexicana les costarían cerca de mil millones de dólares en ganancias netas entre 2013 y 2014.

Pero Irwin Altschuler, de la firma de abogados Greenberg Traurig, subrayó que los productores mexicanos no son culpables de la caída en los precios del azúcar en EU y que su industria siguió siendo rentable.

"Los pasados tres años han sido los más rentables en la historia de la industria de EU", dijo.

Los productores estadunidenses del endulzante, sin embargo, dijeron que los bajos precios estaban amenazando la sobrevivencia de muchos productores de caña y remolacha de azúcar, debido al exceso de dulce en los mercados mundiales.

La industria del azúcar de EU tiene cuotas estrictas a la importación, con excepción de las de México, que tiene acceso ilimitado y está libre de aranceles en el marco del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

"El Tlcan no es una licencia para la competencia desleal, subsidiar el azúcar y causar un perjuicio importante a la industria azucarera nacional", dijo Robert Cassidy en representación de la Coalición Americana de Azúcar.

"México está explotando su estatus bajo el Tlcan", afirmó.

Los productores estadunidenses dijeron que las importaciones se han duplicado en el último año, lo que ha presionado los precios a mínimos en una década.