Ayuda 'boom' automotriz a Ternium a amortiguar difícil panorama acerero

El presidente de Ternium México, Máximo Vedoya, comentó que en el caso de otras firmas siderúrgicas el factor China ha provocado cierres de líneas de producción. 

Monterrey

Ante el entorno complicado que enfrenta la industria siderúrgica mexicana por el llamado "factor distorsionador chino", Ternium ha encontrado en la producción de acero para la industria automotriz una forma de amortiguar el efecto del acero laminado chino hacia América Latina, el cual sigue creciendo a ritmo acelerado.

Máximo Vedoya, presidente de Ternium México, comentó que siguen creciendo y despachando a buen volumen el acero para el sector automotriz.

"Esto sin duda lo está compensando (el boom en el sector automotriz) por eso la compañía sigue creciendo en nuestros despachos, aunque esté el factor China que presiona mucho los márgenes".

Este efecto ya tuvo sus resultados negativos, Vedoya en entrevista comentó que en el caso de otras firmas siderúrgicas ha provocado ya cierres de líneas de producción.  

"La producción de acero para industria automotriz está creciendo mucho, en el caso de Ternium asciende a más de un millón de toneladas porque es toda la planta nueva que estamos haciendo en Pesquería, si bien todavía no la tenemos llena para esta industria, esperamos que a fin de año sí la tengamos llena y sólo dedicada al sector automotriz".

El CEO destacó que tienen planes de seguir invirtiendo en México, pero que en este momento no tienen ningún plan en concreto.Mencionó que la intención es toda la producción de Pesquería destinarla a la industria automotriz.

Señaló que el comercio desleal en México es un problema muy grave que perjudica a la industria."Hay mucho material importado que viene de Estados Unidos y de Japón y con nuestra nueva planta en Pesquería la intención es irlo sustituyendo y abastecer de acero desde ese municipio", indicó.

El factor China

En enero de este año, las exportaciones de acero laminado de China hacia América Latina siguen creciendo a ritmo acelerado. De acuerdo con indicadores de Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero), el volumen alcanzó 1.1 millones de toneladas, un incremento de 73 por ciento frente a las 623 mil toneladas registradas en igual mes de 2014; y un 24 por ciento más que lo recibido por la región durante el mes anterior.

Señala que los principales destinos latinoamericanos para el acero laminado de China en enero fueron México, que recibió 208 mil 700 toneladas, un 19 por ciento del total de la región; Brasil, 188 mil 027 toneladas, un 17 por ciento; y Centroamérica, 130 mil 914 toneladas, un 12 por ciento.

En tanto las exportaciones de acero laminado totales de China durante enero alcanzaron 9.4 millones de toneladas, un 59 por ciento más que en enero 2014.

De esta manera, la participación de América Latina como destino de las exportaciones de laminados de China llegó al 11.4 por ciento, expandiéndose 2 puntos porcentuales con respecto a diciembre 2014.

Un reporte difundido por Alacero indica que la región (AL) es superada como destino solamente por Corea del Sur, que recibió 1.2 millones de toneladas (con una participación del 12.4 por ciento) en el mes.

Mientras que Vietnam, tercer destino, recibió 904 mil 796 toneladas 9.6 por ciento en enero de este año.