Avicultores reforzarán medidas de bioseguridad en Tehuacán

Planean un crecimiento del 3 por ciento
Con reformas inversiones se irán a otros lados.
Industria avícola. (Especial.)

Tehuacán

Empresarios avícolas en el estado tienen previsto invertir este año unos 100 millones de pesos en rubros de industrialización, bioseguridad y equipamiento, declaró el Presidente de la Asociación Nacional de Avicultores, Jorge García de la Cadena Romero.

La inversión que se aplicará en el transcurso de los próximos meses es para cumplir con los proyectos que se tienen en la avicultura estatal que busca para este año tener avances en tecnificación e industrialización de algunos productos de esta actividad como la gallinaza y pollinaza, así como la gallina de larga vida o conocida como ponedora, la cual pasará por un proceso de industrialización.

De acuerdo a la planeación que se tiene es que los subproductos derivados de las gallinas como embutidos, puedan enviarse a otras zonas del país donde aún no han incursionado en su totalidad para posteriormente exportar a otros países.

En Tehuacán, la actividad avícola en el 2013 cerró con una producción de 35 mil cajas diarias y unos 300 mil pollos diarios a la venta.

En cuanto a la avicultura nacional mencionó que prevén alcanzar un crecimiento del 3 por ciento. Lo importante es la industrialización de los productos avícolas que se ha emprendido para acceder a mercados diferentes y al mismo tiempo abrir el abanico para ofrecer diversos servicios a consumidores.

García de la Cadena abundó que integrantes de la Unión Nacional de Avicultores se reunirán antes de que concluya esta segunda quincena de enero en la ciudad de México para exponer los planes de trabajo que se aplicarán en este 2014, así como abordar temas de protección y bioseguridad, informó el presidente de esa representación.

La bioseguridad, comentó, es un tema importante que será reforzado con los apoyos que esperan recibir del gobierno federal al indicar que las medidas de este rubro se deben renovar y cuidar porque en el 2013 en este sector hubo amenazas de contingencias que frenaron el crecimiento de la industria avícola nacional.