Avanza la digitalización de expedientes en afores

Se han creado 6 millones de documentos electrónicos y 800 mil cuentas ya tienen datos biometrizados de los ahorradores, lo que ayuda a reducir costos.
Carlos Ramírez, presidente de la Consar.
Carlos Ramírez, presidente de la Consar. (Jesús Quintanar)

En poco más de un año, la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) ha logrado levantar 6 millones de expedientes electrónicos y se han se han biometrizado 800 mil cuentas de trabajadores, lo que permite ofrecer mejores servicios y reducir costos en beneficio de los usuarios, aseguró Carlos Ramírez, presidente del órgano regulador.

En entrevista con MILENIO, señaló que el expediente electrónico eliminará al 100 por ciento el papel y será el identificador que estará en un repositorio central donde ni las afores ni sus vendedores van a tener acceso tan fácil como ocurría con el papel.

“Además, en junio empezamos con los biométricos con huellas dactilares, voz, firma electrónica y será la llave para entrar a la cuenta el resto de la vida laboral del trabajador. Todas estas medidas, como poder domiciliar ahorro voluntario de manera gratuita, ahorrar en 5 mil puntos que tenemos en 7Eleven, Círculo K, Telecom y Bansefi de manera muy sencilla, todo eso ha sido para aprovechar la tecnología, mejorar los servicios y reducir los costos”, dijo.

Aseguró que esta tendencia va a tomar fuerza en los próximos años, pero reconoció que el avance es lento porque deben ser los usuarios quienes se acerquen a su afore para levantar sus datos biométricos y hacer su expediente electrónico.

Por otra parte, aseguró que el traspaso indebido ha sido prácticamente eliminado; sin embargo, reconoció que hay un número importante de cambios de cuenta entre afores que no son realizados con pleno conocimiento de los usuarios de qué es lo mejor para su retiro, y que en muchas ocasiones se realizan por el trabajo que realiza la fuerza de venta de las administradoras.

“Estamos trabajando porque los 1.2 millones de traspasos que se realizan sean a mejores cuentas; es decir, a afores con mayores rendimientos, menores comisiones y mejores servicios, y no traspasos sin valor, en los que un trabajador se cambia sin considerar consecuencias. Debemos seguir trabajando para informar mejor a los usuarios y con las afores para que los incentivos de los vendedores estén mejor alineados y tengan controles más estrictos”, comentó.

Recordó que el traspaso es un derecho al que los usuarios pueden recurrir una vez al año, pero sugirió que se cambiara a una vez cada tres años en beneficio de los rendimientos del trabajador.

SE REQUIERE TRABAJO EN EQUIPO

Ramírez destacó que la información es clave para que el ahorro de los usuarios no pierda valor. En 2013 la volatilidad de los mercados ocasionó una fuerte depreciación en las cuentas de ahorro para el retiro. Muchos usuarios decidieron cambiar de inmediato de afore, lo que significa asumir las pérdidas sin esperar a que el instrumento de inversión en el que se encuentran sus recursos se recuperen.

“No hemos concluido con la labor de difundir y explicar mejor el tema, que no acaba de entenderse bien. La gente sigue viendo la afore como si fuera una cuenta de cheques con un rendimiento garantizado y aquí no lo hay, porque es posible pagar mejores rendimientos, pero con mayor varianza. En 2013 el ciclo de volatilidad llevó a mucha gente a tomar malas decisiones respecto a su afore, pero por eso hay un indicador de largo plazo en los rendimientos”, afirmó.

El presidente de la Consar llamó a otras instancias de gobierno, iniciativa privada y a los propios usuarios a colaborar en el trabajo de difusión, que representa uno de los principales retos del sistema.