Avalúos sólo serán emitidos por valuadores certificados

Edith Domínguez, presidente del Colegio de Valuadores de NL, dijo que es necesario tener un control sobre los valuadores o peritos y que estos tengan los estudios adecuados para realizarlos.

Monterrey

A principios del mes de abril en el Código Fiscal de la Federación una disposición que 'ignoraba' a los valuadores certificados y les impedía realizar avalúos fiscales quedó eliminada a partir de este 5 de junio.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) modificó dicha disposición con el Cuarto Anteproyecto de la Segunda Resolución de Modificaciones a la Resolución Miscelánea Fiscal para 2014 y sus anexos 1-A y 22 del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Para el Colegio de Valuadores de Nuevo León, esto significa un avance en materia fiscal: Edith Domínguez, actual presidente explica que es necesario tener un control sobre los valuadores o peritos y que estos tengan los estudios adecuados para realizar los avalúos.

"Anteriormente la ley nos daba facultades, y en abril salió publicado que sólo se le daba facultad de realizar avalúos a los corredores públicos, bancos y no a nosotros como peritos con cédula profesional", explicó Edith Domínguez, presidente del Colegio de Valuadores de Nuevo León.

Fue el 2 de abril que se publicó en el Diario Oficial de la Federación el nuevo reglamento del Código Fiscal de la Federación que en su artículo 3 establecía lo siguiente:

"Los avalúos que se practiquen para efectos fiscales tendrán vigencia de un año, contando a partir de la fecha en que se emitan, para lo cual las autoridades fiscales aceptarán los avalúos en relación con los bienes que se ofrezcan para garantizar el interés fiscal o cuando sea necesario contar con un avalúo en términos de lo previsto en el capítulo III del título V del código.

Los avalúos a que se refiere el párrafo anterior deberán ser practicados por los peritos valuadores siguientes: I. El Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales. II. Instituciones de crédito. III. Corredores públicos que cuenten con registro vigente ante la Secretaría de Economía. IV. Empresas dedicadas a la compraventa o subasta de bienes..."

Esto habría ocasionado, no sólo que los valuadores con cédula profesional no pudieran realizar los avalúos, sino que estos mismos fueran realizados por personas que no se encuentran completamente capacitadas.

Sin embargo, esto cambió cuando el pasado 5 de junio se presentó la Segunda Resolución de Modificaciones a la Resolución Miscelánea Fiscal para 2014 por el SAT, en el cual se puede leer:

"Personas autorizadas para realizar avalúos en materia fiscal: Para los efectos del artículo 3 del Reglamento del CFF, los avalúos que se practiquen por personas que cuenten con cédula profesional de valuadores, expedida por la Secretaría de Educación Pública podrán ser recibidos y en su caso, aceptados para efectos fiscales.

"Anteriormente, aunque tuviéramos la facultad, como la ley no era precisa porque hablaba de un padrón de peritos, los notarios mencionaban que no teníamos las facultades aunque tuviéramos la cédula y negaban nuestros avalúos", señaló Domínguez.

Esto, mencionó la presidente del Colegio de Valuadores de Nuevo León, ocasionaba cierta exclusión hacia ellos y que las personas buscaran los servicios de corredores públicos.

Previo a esta modificación, podían realizar los avalúos corredores públicos, bancos y empresas dedicadas a la venta de inmuebles, el problema a decir de Domínguez era que no estaban lo suficientemente capacitados.

"Anteriormente había quienes no tenían la capacidad o conocimientos técnicos, que no estaban especializados como Ingenieros Civiles o Arquitectos, como los que tenemos la cédula", recalcó Domínguez.

En Nuevo León, por ejemplo, hay una cantidad importante de valuadores certificados; tan solo en el Colegio de Valuadores de Nuevo León se cuenta con una lista de asociados de 120.

Domínguez calcula que en total, en el Estado deben de existir poco más de 200 valuadores con cédula profesional otorgada por la Secretaría de Educación.