Acuerdan impulso al sector de autopartes

En 2020 México será la quinta potencia mundial en la rama automotriz, de ahí que se requieran más obreros, técnicos e ingenieros capacitados.
Firmantes de los Convenios del Comité Nacional de Productividad.
Firmantes de los Convenios del Comité Nacional de Productividad. (Jorge Gonzalez)

México

A fin de asegurar los recursos humanos calificados para el sector automotriz hacia 2020, año en que México se convertirá en el quinto productor de automóviles a escala mundial, el gobierno federal firmó un acuerdo con la Industria Nacional de Autopartes (INA) para impulsar la productividad y acelerar la formación de personal para este sector.

“El principal cuello de botella que tiene la industria para seguir creciendo es la demanda de personal, tanto obreros como técnicos e ingenieros”, señaló Oscar Albín, presidente de INA, quien destacó que esta industria comprende mil 300 fábricas, genera 700 mil empleos  y en 2015 alcanzó una producción de  83 mil millones de dólares.

El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, destacó que de ser el séptimo productor mundial de autos, México será el quinto productor  y para ello es necesario aumentar la productividad en este segmento, a un ritmo más acelerado. “Implica que requerimos un mayor crecimiento de la industria de autopartes y todavía una mayor integración de la industria nacional”, señaló Guajardo.

En la firma de convenios del Comité Nacional de Productividad con el sector autopartes se acordó la colaboración entre iniciativa privada y sector gobierno en instancias como la Secretaría del Trabajo y la Secretaría de Educación Pública para aumentar la capacitación y otorgar mayor financiamiento al sector.

El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, indicó que el convenio busca que más empresas y trabajadores se integren al sector automotriz, en específico al mercado de autopartes. Indicó que este plan implica un trabajo con otras instancias.

“Este es el primer convenio que firmamos. Los siguientes van a ser en materia de industria aeroespacial, que también es de enorme potencial y que se está estableciendo en México de manera muy exitosa”, indicó.

Videgaray adelantó que también se firmará un acuerdo para aumentar la productividad del comercio al menudeo, el sector con mayor empleo en México, pero con menor productividad. Asimismo, indicó que se planean acciones para aumentar la productividad en el sector energético y que se desarrolle una industria nacional.

En el sector energético, el titular de Hacienda comentó que se buscará que México tenga las capacidades humanas para hacer frente a las retos en la parte de hidrocarburos como en la parte del sector eléctrico. “Vemos cómo llegan inversiones importantes y tenemos que asegurarnos que existan recursos humanos en el país, de ahí la importancia de la SEP”.

El representante de la industria de autopartes dijo que para atender las diversas necesidades de la industria en sus segmentos como metalmecánica, autopartes e inyección de plástico, es necesario apoyar la educación dual, en la que se involucre a los estudiantes en las necesidades de la industria y que promueva esquemas de trabajo y estudio.

AJUSTE CONTIENE VOLATILIDAD

Después de una semana de volatilidad en el mercado cambiario, que volvió a elevar el tipo de cambio a más de 18 pesos por dólar, Luis Videgaray señaló que “el ajuste al gasto de manera preventiva es para preservar la estabilidad y generar condiciones para que México siga creciendo”.

Descartó que eventos como la virtual candidatura de Donald Trump a la presidencia de EU hayan impactado las condiciones de volatilidad en el mercado internacional. Videgaray indicó que la economía mexicana está siendo impulsada por la demanda de bienes y servicios de los consumidores mexicanos.

Indicó que la economía global enfrenta retos importantes, “no solo lo que ocurre en un país en específico, sino en general. Hemos visto una semana donde ha regresado de manera importante la volatilidad a los mercados y por eso la importancia que México continúe con disciplina.

“Hoy el principal motor del crecimiento es la demanda de bienes y servicios de las familias y empresas mexicanas. Pero para que eso continúe se necesita baja inflación, es decir, estabilidad, y los ajustes al gasto público son para preservarla”, agregó.