Aumentará McDonald's precios por impuesto a refrescos

El director de comunicación de la empresa dijo que aumentar los impuestos a los alimentos con alto contenido calórico no es el camino correcto para combatir la obesidad.
Archivo Milenio

Ciudad de México

El director de Comunicación Corporativa de McDonald's, Félix Ramírez, anunció que la cadena de hamburguesas ya analiza en qué porcentaje aumentará el precio de sus productos, debido a los efectos negativos que tendrá, de aprobarse, el impuesto especial de un peso por litro de refresco.

Sin embargo, descartó en conferencia de prensa que este aumento propicie un menor consumo de sus productos, debido a la fidelidad de sus consumidores cautivos.

Tras opinar que la reforma hacendaria es únicamente recaudatoria, sostuvo que aumentar los impuestos a los alimentos con alto contenido calórico no es el camino correcto para combatir la obesidad.

"El tema de los impuestos sí va a tener un impacto sin duda en precios. Estamos viendo la mejor manera para que esto no suceda, pero de que va tener impacto lo va a tener", sostuvo.

Dijo que los eventuales cambios en el consumo de los productos de la empresa "los vamos a ver en su momento", y ejemplificó que cuando se introdujo la "Cajita Feliz" fruta y redujeron el tamaño de las papas "ahora las mamás lo piden más".

"Hay mucha desinformación por parte de quienes definen los impuestos, porque por ejemplo, el chocolate que ya fue considerado como comida chatarra, la realidad es que tiene muchas propiedades.

"Realmente es para recaudar ingresos. Si con esto piensan que van reducir o combatir la obesidad, se ha probado en muchos mercados que no se logra así", aseguró Ramírez

Lo mejor es hacer campañas "fuertes" de orientación y educación para cambiar hábitos alimenticios. "Esa es la única manera", advirtió el directivo de McDonald?s.

Incluso mencionó que médicos de esta capital "nos dicen que en países donde se han aplicado impuestos a los refrescos baja el consumo los primeros dos meses y luego vuelve a ser igual. Y más en el mexicano que es parte de la dieta".

En cuanto a la multa que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) impuso a la empresa en julio pasado por casi 700 mil pesos por publicidad engañosa en su producto "Cajita Feliz", Ramírez indicó que aún sigue el litigio, ya que McDonald's busca reducirla o anularla, pero confió en que para fines de mes se defina.

"La multa con la Profeco aún está en proceso. No se ha definido", mencionó el directivo, quien aclaró que el convenio con el organismo se cumple a cabalidad, pues a la fecha en todos los restaurantes y centros de postre ya se informa al consumidor del contenido calórico de los productos.

Refirió que "en más de 700 puntos de venta el consumidor puede informarse del contenido calórico".

En julio pasado, la Profeco impuso a MacDonal´s una multa por 684 mil 584 pesos por publicidad engañosa en la "Cajita Feliz", situación que fue corregida por la empresa que aún continúa el litigio con la institución federal para que se disminuya o anule la multa.

Posteriormente, a inicios de agosto pasado, ambas partes firmaron un convenio denominado "Decide cuántas calorías consumes", enfocada a una cultura de consumo responsable.

En la conferencia de prensa conjunta, donde participaron también el gerente de Calidad de la empresa, Bruno Russ, y el director Divisional de Marketing, Paul Davis, se dio a conocer la campaña "Más allá de la cocina. Pregúntale a MacDonal?s".

Esta consiste en la creación de un website para que el consumidor pregunte todas sus dudas respecto al proceso que incluyen los productos, con una respuesta no mayor a 24 horas.

Ramírez aseguró que con esta campaña, que es la segunda fase de la denominada "Más allá de la cocina" que inició en febrero pasado, se cambió la percepción de 60 por ciento de las personas encuestadas respecto a la calidad de los insumos.

La idea es informar a los consumidores que todos los alimentos se elaboran con insumos de alta calidad certificada y auditada a nivel nacional e internacional, además que la empresa colabora con el combate a la obesidad al reducir el contenido de sodio, grasa y azúcar en sus productos.

En el caso del pan, redujo el sodio y la grasa en 10 por ciento, y 40 por ciento de azúcar en sus jugos.

Según los directivos, desde hace 28 años que la empresa se encuentra en el país a la fecha pasó de 95 por ciento de insumos importados a sólo 5.0 por ciento en la actualidad.