Audi admite fraude en 85 mil motores

VW ya reconoció que mediante el dispositivo engañó a las pruebas de emisiones en 11 millones de coches con motores más pequeños.
Uno de los modelos de lujo.
Uno de los modelos de lujo. (Shutterstock)

Audi reconoció ante los reguladores estadunidenses que los motores de más de 85 mil coches del grupo Volkswagen contienen el software ilegal, lo que le da un nuevo golpe a los esfuerzo de la automotriz alemana para contener el escándalo de las emisiones.

VW y su marca Audi sostuvieron un enfrentamiento de un mes con los reguladores estadunidenses sobre si el fabricante de automóviles instaló dispositivos de desactivación en algunos de sus vehículos de lujo. El fabricante ya reconoció que mediante el dispositivo engañó a las pruebas de emisiones en 11 millones de coches con motores más pequeños.

La semana pasada, Audi envió a su presidente ejecutivo y a sus ingenieros para que se reunieran con la Agencia de Protección Ambiental de EU (EPA, por su sigla en inglés). Admitieron que el software estaba en todos sus motores diésel de tres litros que se vendieron de 2009 hasta este año —incluidos Audi, VW y los vehículos utilitarios deportivos de Porsche—, una cantidad mayor de lo que se pensaba al principio.

A principios de noviembre, la EPA planteó la cuestión de que estuvieran en coches más grandes, y dijo que encontró un dispositivo de desactivación en 10 mil vehículos con motores de tres litros de los modelos 2014 a 2016. VW rápidamente publicó un escueto comunicado donde dijo que va a cooperar con la EPA.

Pero también agregó en su comunicado del 2 de noviembre que “no se instaló el software en las unidades diésel V6 de tres litros para alterar las características de las emisiones de manera prohibida”.

En ese momento, los inversionistas y analistas expresaron su preocupación por el tono del comunicado y la sensatez de enfrentarse a la EPA cuando el regulador tiene el poder de multar a VW con sumas considerables. El comunicado también generó presión sobre Matthias Müller, el nuevo presidente ejecutivo de VW, que en las últimas semanas le expresó en privado a algunos altos ejecutivos que lamentaba eso.

Ahora, según varias personas cercanas al grupo VW, Audi admitió ante los reguladores que el software —que se conoce como un dispositivo auxiliar de control de emisiones (AECD, por su sigla en inglés)— violó la Ley de Aire Limpio de EU. Bajo las leyes estadunidenses, los fabricantes de automóviles tienen que notificar a los reguladores sobre el uso de cualquier AECD para que ellos lo puedan considerar legal. Audi reconoció en la reunión que no lo hicieron.

Pero todavía hay una disputa sobre los efectos precisos del software. La EPA dijo el 2 de noviembre que considera que la programación es para un dispositivo de desactivación. Pero las personas cercanas a VW dijeron que el fabricante automotriz sostiene que el AECD no se hizo para hacer trampa en las pruebas de emisiones, sino que simplemente fue para ayudar al motor diésel a calentarse. Agregaron que el fabricante de automóviles dio a conocer que el software se encuentra en vehículos que se remontan a 2009, lo que lleva a una cifra total de alrededor de 85 mil.

Audi no quiso hacer comentarios, pero dijo que la tarde de lunes emitirá un comunicado. VW, cuyas acciones cayeron 1 por ciento el lunes, reiteró su declaración de principios de este mes de que va a cooperar con la EPA para esclarecer el asunto. “Fundamentalmente, nuestros comunicados se basan en el conocimiento actual de hechos relevantes”, agregaron.

VW ahora enfrenta tres problemas de emisiones por separado —dos que involucran a la  EPA y otro por los niveles de dióxido de carbono en Europa— que generaron cuestionamientos sobre lo generalizado que estaba el engaño en el fabricante. VW insiste en que los problemas se reducen a un grupo de ingenieros sin escrúpulos.

11 millones

Vehículos en los que el fabricante ya reconoció que falseó las pruebas de emisiones en sus autos de 2009 a la fecha mediante un programa informático