Atención médica privada en México, entre las más caras de AL

La empresa Health Digital Systems reportó que los costos de los tratamientos médicos privados en México se ubican 40 por ciento arriba del promedio de América Latina.
Tanto madre como hija están bien de salud.
En Venezuela y Colombia un parto cuesta entre mil 500 a dos mil dólares. (Alejandro Alvarez)

Ciudad de México

Los costos de tratamientos médicos privados en México se encuentran entre los más caros de América Latina (AL), 40 por ciento por arriba del promedio de la región, aseguró la multinacional mexicana Health Digital Systems (HDS).

Hay casos en que los procedimientos son doblemente caros, en países como Venezuela y Colombia un parto cuesta entre mil 500 y dos mil dólares. Mientras que en México va de tres mil a cinco mil dólares o más, destacó el vicepresidente comercial de HDS, Julio César Rojas Guerra.

Esto a su vez genera que las primas de seguros sean más caras que en otros países de la región, con la consecuencia de que muchas familias no pueden obtener esa protección, afirmó.

Por ejemplo, dijo, una familia de cinco integrantes se ve en dificultades para adquirir un seguro de 60 mil pesos anuales, que en Colombia y otros países de Sudamérica oscilaría en dos mil dólares.

El problema también radica en la falta de confianza, agregó, pues también se ha registrado algunos abusos por parte del sector privado, donde doctores cobran sobreprecios y eso es un factor que contribuye con la problemática.

Por ejemplo, cirugías plásticas que se hacen pasar por accidentes y que además cargan a la cuenta procedimientos o material médico que no eran necesarios en ese tipo de atención, son factores que se han llegado a registrar, aseguró Rojas Guerra.

Este tipo de situaciones se pueden resolver con programas que validen esos costos médicos y con ello evitar sobrecostos, destacó el directivo de la multinacional mexicana.

Recordó que HDS está implementando en Sudamérica un nuevo sistema llamado Validador de Prestaciones Médicas (VPM), que está integrado con un programa que valida los precios que un hospital o doctor impone al seguro sobre determinado procedimiento a cubrir.

Con ello, se da certeza y se evitan sobreprecios o incluso fraude prestacional, pues el programa contiene estándares internacionales de atención médica, así como precios promedio de mercado a nivel regional o local, resaltó.