Arzyz busca entrar a nuevos mercados

Roberto Margáin Santos, director general de la compañía, dijo que los planes son para el 2014.
La empresa tiene como objetivo abarcar el mercado mexicano que se abastece de importaciones.
La empresa tiene como objetivo abarcar el mercado mexicano que se abastece de importaciones. (Especial)

Apodaca

La empresa siderúrgica regiomontana Arzyz busca entrar a nuevos mercados con productos de mayor valor agregado, donde invertirá 35 millones de dólares en adquisición de maquinaria, para incrementar su producción y la variedad de su portafolio.

Roberto Margáin Santos, director general de Arzyz, explicó que esta inversión se dará en el transcurso del próximo año y el objetivo es abarcar una parte del mercado mexicano que hoy en día se abastece sólo de importaciones.

“Hoy tenemos tres hornos, para mediados del próximo año calculo que tengamos otros tres, además, eliminando cuellos de botella, hoy por hoy los hornos tienen capacidades interesantes, pero los equipos de vaciado, las lingoteras, o donde hacemos granalla, son más lentos.

“Esa es una vertiente de las inversiones, digamos, para hacer más de los productos que actualmente hacemos”, dijo.

La otra vertiente de las inversiones está enfocada en una línea de colado donde se fabrica el llamado “planchón”, que luego es utilizado para obtener la lámina.

“La lámina de aluminio, que hoy en México prácticamente no se hace, pues hay un solo productor; prácticamente toda la lámina que se consume en México para el mercado automotriz, aeronáutico, carrocero, de alimentos, las latas, todo eso es importado. Entonces, queremos ir dando pasos hacia adelante, integrarnos en productos de mayor valor agregado, ahí estaríamos entrando a nuevos mercados a nuevos clientes”, añadió Margáin Santos.

Por otro lado, compartió que la tecnología con la cual abastecen de aluminio líquido, permite ahorros de energía de hasta un 75 por ciento, y evita que el proceso de fundición se duplique; detalló que este tipo de material es requerido principalmente por el sector automotriz y de la construcción.

“Si entregamos el metal líquido, el cliente prácticamente no tiene un gasto de energía, ahí es donde están los ahorros, además de que hemos invertido y hemos comprado equipo de hornos con tecnología de punta, que tiene los quemadores más avanzados para ahorrar energía y gas suficiente”, comentó el directivo.

Margáin Santos explicó que actualmente la planta tiene una capacidad de 40 mil toneladas al año de producción de aluminio, sin embargo, con dicha inversión se contempla que para el siguiente año se alcancen la cifra de 120 mil toneladas anuales producidas.

Además, de toda la producción de la planta, única y ubicada en el municipio de Apodaca, entre el 40 y 45 por ciento de ésta es destinada a las exportaciones, comentó.

OTRA PLANTA

Y reveló que está en análisis establecer otra planta productiva en el centro del país para el próximo año, aunque esto no está dentro de la inversión anunciada.

Asimismo añadió que la empresa se fundó en el año de 1980, por la familia Ramírez Zablah; e inicialmente procesaba desechos de metales que otras compañías generaban, sin embargo, su crecimiento fue paulatino hasta ser una empresa que maneja más de 400 millones de dólares anuales en ventas.