Arroceros mexicanos piden restablecer aranceles al arroz asiático

El Consejo Mexicano del Arroz advirtió que no hacerlo se dañará la soberanía alimentaria de México y la producción del grano en el país. 
La producción de arroz en México en 2013 fue de 178 mil toneladas, con un valor de 675 millones de pesos, mientras que la superficie sembrada ha ido a la baja hasta en 87 por ciento en los últimos 25 años.
La producción de arroz en México en 2013 fue de 178 mil toneladas, con un valor de 675 millones de pesos, mientras que la superficie sembrada ha ido a la baja hasta en 87 por ciento en los últimos 25 años.

México

El Consejo Mexicano del Arroz solicitó el restablecimiento de los aranceles al producto proveniente de países asiáticos, debido a que su eliminación hace algunos años amenaza la sobrevivencia de los productores nacionales.

“Seguir permitiendo la entrada irrestricta a México de arroz blanco asiático terminaría así de dar la puntilla a la producción nacional de arroz, creando una dependencia total del extranjero y dañando la soberanía alimentaria de México”, advierte.

Por ello, el Consejo, en conjunto con el Comité Nacional del Sistema Producto Arroz y el Consejo Nacional de Productores de Arroz, hicieron un “urgente llamado” a las secretarías de Economía y de Agricultura, para que se restituyan los aranceles retirados en 2008 a fin de competir en condiciones equitativas.

En un comunicado, refiere que los productores de arroz en México enfrentan una severa crisis, debido a la imposibilidad de competir con los precios del arroz proveniente de Pakistán, Vietnam y Tailandia, a los que se le retiraron desde 2008 las barreras arancelarias y en 2012 las fitosanitarias que restringían su entrada al país.

Derivado de ello, advierte, las importaciones de arroz blanco asiático se han incrementado en ciento por ciento en los últimos tres años.

Asegura que según datos del Banco de México y del Sistema de Administración Tributaria, el arroz blanco proveniente de Pakistán, Vietnam y Tailandia entra al país con un precio de hasta 140 dólares por tonelada debajo del de los mercados internacionales.

Ello provoca una caída significativa en el precio que se les paga a los productores mexicanos y ha contribuido a que la industria nacional del arroz sea desplazada por las importaciones de estos países asiáticos, señala.

De acuerdo con el Consejo, aunque el arroz blanco asiático entra a México con un precio menor a los internacionales y nacionales, no existe ningún beneficio para el consumidor final, ya que el precio del arroz no disminuye.

Señala que la siembra de arroz debería iniciar esta semana en el país, pero de mantenerse la actual medida en cuanto a los aranceles a las importaciones de Pakistán, Vietnam y Tailandia, la única vía para los productores mexicanos será suspender la siembra de este año.

Lo anterior, lamenta, ya que los industriales arroceros tendrían que pagar un precio muy bajo por cosechas para competir con el arroz proveniente de dichos países.

En la actualidad, la industria del arroz mexicano genera empleos que sostienen a más de 25 mil familias y un millón 200 mil jornales en campo.

La producción de arroz en México en 2013 fue de 178 mil toneladas, con un valor de 675 millones de pesos, mientras que la superficie sembrada ha ido a la baja hasta en 87 por ciento en los últimos 25 años, advierte el reporte.