Arranca El Buen Fin con buenos augurios

La IP llama a castigar abusos de establecimientos, pero recomienda a los consumidores actuar con responsabilidad en el uso del crédito.
Saturan tiendas de la ciudad por Buen Fin
Analistas esperan un aumento hasta de 5% en ventas del Buen Fin 2015, superando los 197,405 millones. (Nacho Reyes)

México

Ante la amplia afluencia de compradores en los comercios con ofertas, el arranque de la quinta edición del Buen Fin augura que se igualarán o superarán las ventas registradas en 2014.

Justo al primer minuto del viernes 13, dentro y fuera de las tiendas, los consumidores esperaban para tomar su mercancía marcada con etiqueta roja y meterla en el carrito. En un recorrido por la tienda de Walmart en Plaza Universidad se observó el desfile de amas de casa, padres de familia y jóvenes por los pasillos de electrónica, telefonía móvil y electrodomésticos.

La señora Leticia González llegó desde las ocho de la noche para buscar una pantalla y ser una de las primeras compradoras.

“Más tarde se juntan muchas personas y es más complicado pagar; aquí no te cierran la tienda, como en otras que a las 12 de la noche reabren sus puertas”, expresó.

Rodrigo Mesa, acompañado de su hijo, comentaba  un par de horas antes del arranque formal de esta edición del Buen Fin que él suele aprovechar la venta de artículos promocionales desde la primera edición en 2011. Previsor, Mesa buscaba una pantalla para no padecer los estragos del llamado apagón digital.

“Este año busco una pantalla por aquello del apagón. Recomiendo que no compren a la primera, que tengan paciencia, que busquen un poco y, obviamente, puede ser en esta tienda o en alguna otra”, comentó.

Sam’s Club, que también pertenece a Walmart México, cerró sus puertas el jueves alrededor de las 10 de la noche para reabrir a los clientes, quienes formados con su carrito entraron unos minutos antes de la media noche. Al igual que en otras tiendas del país, las pantallas y electrónicos acapararon el interés.

Pero no solo las tiendas ubicadas en avenida Universidad operaron de esta manera. Por la tarde, tiendas departamentales como Liverpool de Polanco vio desfilar a compradores distribuidos en sus diferentes áreas con promociones de 40, 30, 20 por ciento de descuento, con nueve meses sin intereses y pagos hasta febrero de 2016.

Contrario a lo informado el día previo, de que 65 por ciento de los artículos electrónicos y electrodomésticos sube de precio previo al arranque de la jornada de descuentos, en cadenas como Walmart se observaron descuentos. Los precios de las pantallas, por ejemplo, pasaron en algunos casos de 9 mil 999 a 7 mil 999 pesos. También se encontraban celulares de 6 mil 999 a 4 mil 999 pesos.

Como en días previos hubo campañas de información para promover el uso de medios electrónicos de pago, algunos usuarios de la banca recibieron mensajes donde los conminaban a revisar sus créditos.

De acuerdo con el señor Rogelio Guzmán, quien tenía rezago en su tarjeta, recibió un mensaje de invitación para hablar a su banco y no perder la oportunidad de comprar en este Buen Fin.

La agencia de investigación de mercado Kantar Worldpanel informó a principios de 2015 que 67 por ciento de los hogares mexicanos no tenía pensado endeudarse. Pero para  noviembre, 49 por ciento declaró que sí planeaba comprar a crédito.

Analistas y empresas esperan que las ventas del 13 al 16 de noviembre sobrepase entre 4 y 5 por ciento los 197 mil 405 millones de pesos de 2014.

IP castigará abusos

Toda empresa que haga mal uso de la publicidad y engañe a los consumidores en el Buen Fin será sancionada, señaló el presidente nacional de la Coparmex, Juan Pablo Castañón.

Después de la reunión mensual del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), dijo que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) debe actuar de forma responsable para detectar malas prácticas comerciales en estos días.

“Todo aquel que haga mal uso de la publicidad y de esta oportunidad, tendrá que ser sancionado”, subrayó.

Exhortó a las familias a actuar responsablemente adquiriendo productos sin endeudarse más allá de su capacidad de pago.

En tanto, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Gerardo Gutiérrez Candiani, descartó aumentos antes del Buen Fin, como había señalado la Profeco.

“Es falso” dijo. “En todo este proceso, en los últimos meses algunos tuvieron algún impacto por la depreciación del peso, pero eso ya lo absorbió desde hace mucho el mercado”, subrayó el líder empresarial.




[Dé clic sobre la imagen para ampliar]