Armadora coreana iniciará operaciones el lunes

Se prevé realizar la presentación del modelo Forte 2017 la próxima semana

Ciudad de México

Será el próximo lunes cuando inicie la producción en la planta de Kia Motors en Nuevo León, misma que solo se realizará con una ceremonia "técnica", porque todavía no se tiene un acuerdo entre la armadora y el Gobierno Estatal, señaló el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal.

"Ese día no se realizará una ceremonia inaugural formal, sino técnica. Es una apertura interna", subrayó.

El funcionario dijo que la firma surcoreana tiene preparado el inicio de la producción nacional de su modelo compacto Forte 2017, el cual se prevé que en mayor porcentaje tenga como principal destino la exportación a Estados Unidos, esto aunque continúan las diferencias entre las autoridades y la empresa respecto a los incentivos para la inversión prometidos en la pasada administración estatal.

"El arranque es independiente del diálogo, de las negociaciones con el Gobierno local. Se han intercambiado posicionamientos y hay flexibilidad de las partes, pero no tengo información de que hayan llegado a un acuerdo", subrayó, después de estar presente en el encuentro con emprendedores en el Startup México.

Se espera que a partir de la próxima semana arranque formalmente la producción inicial de 100 mil autos modelo Forte 2017 proyectados para este año, y a partir del siguiente el ensamble será de alrededor de 300 mil unidades anuales.

El Forte será el primer auto de la empresa surcoreana ensamblado en Latinoamérica, y el próximo 23 de mayo se presentará ante medios especializados para su venta en México.

La armadora de autos había anunciado 3 mil millones de dólares en 2014, puesto que planea también producir otro modelo de la familia de subcompactos en Pesquería, Nuevo León, mientras que se habla también de ensamblar una SUV en el mediano plazo, aunque dependerá de los arreglos que se logren.

A la pregunta sobre cuáles son los incentivos y la intervención del Gobierno Federal, Guajardo explicó que el convenio fue entre una autoridad estatal y la empresa mundial, al igual que las cláusulas para modificar y éstas quedarán listas cuando ambas partes entiendan que es muy importante llegar a un acuerdo para "mandar las señales correctas".