Argentina busca emitir deuda por 15 mil mdd

El país sudamericano busca colocar la mayor suma de bonos de entre los países en desarrollo desde hace casi dos décadas.
Mauricio Macri asumió en diciembre pasado.
Mauricio Macri asumió en diciembre pasado. (Marcos Brindicci | Reuters)

Londres y Buenos Aires

Argentina está a punto de emitir la mayor suma de deuda de cualquier país en desarrollo desde 1996, en su intento por terminar una intensa disputa de deuda de largo tiempo con la recaudación de un crédito de 15 mil millones de dólares (mdd).

Los mercados financieros mundiales ponderan la tasa que tendrá que pagar Buenos Aires después de una pausa de 15 años del mercado y quién va a querer invertir en un país que es culpable de varios impagos en los últimos 200 años.

El lunes, el presidente argentino, Mauricio Macri, acordó un pago en efectivo de 4 mil 650 mdd a los cuatro acreedores holdouts (no aceptantes), quienes se negaron a reestructurar la deuda después del incumplimiento de pagos del país en 2001; entre los acreedores se encuentra Elliott Management, de Paul Singer, un acuerdo que allana el camino para que Argentina vuelva a obtener acceso a los mercados internacionales de deuda.

Una vez que se calcule el costo del acuerdo, Alfonso Prat-Gay, ministro de Hacienda y Finanzas Públicas, dijo que se va a financiar mediante nuevos bonos por 15 mil mdd. Se espera para finales de año una nueva emisión de deuda para financiar el gasto de gobierno y aumentar las reservas.

Esto convertiría a Argentina en el mayor emisor de bonos de moneda dura en los mercados emergentes desde que México pidió un préstamo de 16 mil mdd hace 20 años, de acuerdo con el proveedor de datos Dealogic.

Pero antes de que se emita cualquier deuda, el acuerdo de Argentina con los tenedores de bonos debe obtener una aprobación del Congreso. A pesar de que la alianza de Macri no cuenta con la mayoría en ninguna de las dos cámaras del Congreso, los aliados expresaron su optimismo de que van a obtener los votos necesarios para aprobar la medida.

Anticipándose al acuerdo, el gobierno empezó las negociaciones con los bancos internacionales para organizar la emisión de nueva deuda, y Luis Caputo, secretario de Finanzas, dijo esta semana que la primera venta puede darse tan pronto como el próximo mes.

Desde que Macri, un político pro empresarial, llegó a la presidencia en diciembre, los mercados se recuperaron, lo que sacó a los bonos de Argentina del territorio de crisis. Los bonos Bonar 2014, un posible punto de comparación con la nueva emisión de deuda a 10 años, tuvieron un rendimiento de 7.9 por ciento.

Pero el tamaño de la deuda que se requiere significa que se puede frustrar cualquier esperanza del gobierno para conseguir un préstamo de dinero a menos de 8 por ciento al año, dijo Sergio Trigo Paz, director de mercados emergentes de renta fija de BlackRock, el gestor de fondos más grande del mundo.

"Estamos felices de que Argentina llegue a un acuerdo con sus tenedores de bonos", dijo. "Pero con ese monto tan importante de deuda para emitir tendrá que buscar un mayor precio de compensación".

Una casa de inversión europea dijo que solo va a invertir en Argentina si le ofrecen pagar más de 10 por ciento, y señaló que desde la declaración de independencia, Argentina ya tuvo ocho impagos de deuda.