Apple: iPad y ventas más escuálidas

La competencia de precios en las "tablets" está afectando las cifras de la marca.
Se especula que el nuevo iPad contará con un chip A8, el sucesor del A7 que llevan el iPad Air.
(www.macworld.co.uk)

Pocas cosas se vuelven más delgadas con los años. El iPad de Apple lo hizo. La última versión Air, anunciada el jueves, es una tableta delgada de 6.1 milímetros. Sin embargo, en general las ventas de las tabletas de Apple están disminuyendo. El último trimestre tuvo unas ventas de 6 mil millones de dólares (mdd), por debajo de 9 mil millones en el mismo periodo hace dos años, el iPad ahora es 16% de los ingresos de Apple, frente a más de un cuarto anteriormente.

Por lo tanto hablamos de una crisis de la mediana edad. El mercado de las tablets está creciendo mundialmente, en términos de unidades. Pero eso refleja los bajos precios. El iPad Air 2, se venderá a 500 dólares. Puedes encontrar tablets de los rivales a tan solo 50 dólares, y esto ha reducido la participación de mercados de Apple a un 25%. A finales del año pasado la participación de Apple era de más de un 30%. La compañía está respondiendo con un descuento: el nuevo precio de venta de la iPad Mini es de 249 dólares, lo que la convierte en la más barata de Apple.

Para empezar, los márgenes del iPad son menores que los de los iPhones. El año pasado el iPad Air se vendía a 630 dólares en tiendas. El costo de sus componentes y fabricación era de 300 dólares, de acuerdo con IHS (sin incluir los costos de licencia y de desarrollo). Por un iPhone 6 que tiene un costo de fabricación de 200 dólares los consumidores pagarán 650 dólares.

Sin embargo, la cuestión no son las utilidades. Lo que importa es si el iPad puede ayudarle a Apple a justificar un mayor precio por acción multiplicado 13 veces en las ganancias del próximo año, de acuerdo con la proyección general. Para esto debe asegurarse de que los consumidores se mantengan fieles a la marca, y que sigan comprando el último y súper rentable iPhone. La mediana edad es cuando el poder de compra debería llegar a su punto más alto.