Apoya Iteso a microempresarios en San Antonio, Juanacaxtle

De acuerdo a una académica de la institución, se espera impactar a 40 familias y se busca que sean fuentes de empleo formales.

Guadalajara

El Centro Universidad Empresa del ITESO ayuda a emprendedores con sus respectivos negocios cercanos a San Antonio, Juanacaxtle se consoliden con el nuevo “Proyecto Impulso y Fortalecimiento de micronegocios”.

De acuerdo a Laura Navarrete -académica del CUE-, la mayoría de ellos son emprendedores en condición vulnerable porque tienen un empleo pequeño y una fuente de empleo propia; en algunos casos esto como un aspecto meramente familiar y en otros se da empleo a dos o tres personas del mismo poblado.

De acuerdo a la académica, el centro espera impactar a 40 familias y se busca que sean fuentes de empleo formales; es decir,  dejarlos con más claridad de cómo este autoempleo sí se pueda llevar a que sea un negocio, que tenga menos posibilidad de desaparecer porque al estar en la informalidad es muy fácil que desaparezca y es difícil acceder a los apoyos del gobierno.

Entre los emprendedores hay negocios de todo tipo: panaderías, abarrotes, cocinas económicas, un vivero y hasta una carpintería, y para trabajar con ellos se contrataron consultores junior, jóvenes recién egresados de la universidad, de los cuales algunos participaron en el Proyecto de Aplicación Profesional (PAP) “Consultoría en MYPE”.

“Hicimos un diplomado, para ellos es un taller, sobre los temas de negocios para explicarles qué es el fisco, cómo sacar un costo; todo a mano porque tenemos una persona que no sabe ni leer ni escribir, entonces con ella todo ha sido con dibujos”, dijo Navarrete, quien impartió un taller de simulador para desarrollo local.

Más allá de que algunos ya tienen avances como haber conseguido un crédito del Fondo Jalisco de Fomento Empresarial (Fojal) o aumentar sus ventas al conseguir otro tipo de clientes, ella percibe otro cambio: ahora tienen una visión de lo que puede ser su negocio.

“Un señor que hace quesos trajo un cartón donde dibujó cómo era su negocio ahorita y luego hizo su maqueta con tres cuartos: uno donde recibirá la leche para que no se contamine, otro donde se procesará y luego otro donde estará el producto terminado”, explicó.