Apetito por una mayor participación de mercado

“Nuestros planes están fundamentados en el crecimiento orgánico, pero dado el gusto que vemos por el desarrollo de México, estamos más que atentos a lo que pueda surgir”; la venta de una parte de ...
De un solo golpe derribó todas las especulaciones sobre la venta del banco.
De un solo golpe derribó todas las especulaciones sobre la venta del banco. (Jesús Quintanar)

México

De un solo golpe, Enrique Zorrilla, presidente de Scotiabank México, derribó todas las especulaciones sobre la venta de la institución, y hasta aseguró que la estrategia diseñada desde su casa matriz en Canadá va en sentido contrario, dado que pretende elevar su presencia en México, por lo que no descarta alguna adquisición.

Scotiabank México siempre se caracterizó por tener al mando a un banquero extranjero; sin embargo, en los últimos años perdió presencia en el mercado nacional debido a que no fue capaz de crecer a la misma velocidad que sus competidores directos, por ello, el reto para el mexicano, quien fuera director general de Banamex, no es menor, y así lo expresó en conversación con MILENIO rumbo a la 78 Convención Bancaria.

¿Cómo encontró el banco en su ascenso a la presidencia?

Es una institución con una cultura de organización y valores fuertísima, además tiene una perspectiva muy favorable de nuestro país, lo cual es sumamente gratificante como mexicano, pues queremos crecer más y en ese contexto encuentro un gran talento.

¿Qué cambios tiene en mente para mejorar la institución?

Scotiabank ha implantado una serie de estrategias de crecimiento particularmente importantes, a las que habrá que darles continuidad y seguimiento; por ejemplo, el ingreso a nuevos segmentos con la compra de la Sofom Crédito Familiar, pero además hay nuevas cosas, vamos a invertir fuerte, y empezamos ya desde ahorita, con 330 millones de dólares destinados a fortalecer la plataforma tecnológica y la plantilla de distribución y equipos organizacionales.

En los últimos años han perdido presencia en el mercado, ¿cómo revertirá la tendencia?

De hecho, en los últimos dos años hemos ganado participación de mercado, han sido años de gran dinamismo, casi 1 punto porcentual en crédito total. Pero creemos que nuestros grandes potenciadores son la calidad de servicio, la capacidad de asesoría y la perspectiva de mediano y largo plazos de cómo acompañar a los clientes en sus créditos automotor, hipotecario y empresarial.

La venta de una parte de su cartera de consumo y el recorte de personal han creado incertidumbre sobre los planes del banco, se habla de desinversiones, ¿qué hay de cierto?

No, todo lo contrario. En los últimos dos años hemos crecido y el resultado de ese desempeño es que hemos confirmado nuestras estrategias y apetito por un mayor crecimiento y una mayor participación en México. La decisión de vender una parte de la cartera de consumo pasa por un tema coyuntural; es decir, meramente de negocios que no tiene que ver con el desarrollo estratégico de nuestro portafolio, de hecho seguimos ofreciendo el crédito de consumo y está plenamente vigente en el banco.

¿Descarta la venta del banco?

Hay dos variables que Scotiabank maneja, la primera es el tiempo; es decir, no tenemos prisa, estamos bien concentrados en cada paso, en que sea firme y no sea uno para delante y dos para atrás, sabemos el valor tiempo. La otra es que sabemos que el negocio bancario se ve cliente por cliente y no es de crecer por crecer para tener resultados eufóricos; en ese sentido la confianza está en el mediano y largo plazos, en el desarrollo del país y en nuestra capacidad para seguir su dinamismo, así es como continuaremos con las estrategias. Nuestra aspiración es ampliar más la oferta de productos y la presencia en más y más clientes.

¿Están abiertos a crecer mediante alguna otra adquisición, como la de Crédito Familiar?

Nuestro objetivo estratégico en México es el de crecer y eso supone atender a un mayor número de clientes y continuar con la tendencia. Diría que en concreto no hay nada, todos nuestros planes están basados en un crecimiento orgánico, pero no estamos alejados del análisis de posibilidades que se den en el sector financiero en México. Hace unos años adquirimos Crédito Familiar y hemos comprado distintos portafolios de crédito, nuestros planes están fundamentados en el crecimiento orgánico, pero dado nuestro apetito y el gusto que vemos por el desarrollo de México, estamos más que abiertos y atentos a lo que pueda surgir.

¿Desde Canadá, qué esperan de México y de su negocio bancario?

Lo que se ve, primero en términos de perspectiva económica, es un país con una mayúscula ventaja en su bono demográfico y con una trayectoria de estabilidad macroeconómica, la cual, sin lugar a dudas, es producto de las autoridades, además, se observa un socio comercial que pasa por un buen momento, como lo es Estados Unidos, a lo que se añade el blindaje consecuencia de una serie de reformas que han modificado las perspectivas del país, por eso a México lo ven mejor respecto a otras economías equivalentes. Hay una apuesta por México y así lo ve la corporación desde Canadá.

¿Cómo ve el panorama económico del país?

Hay que dejar claro que el entorno global ha cambiado y al ser México una economía tan abierta no podemos hacernos a un lado. Para este año estimamos un crecimiento de 2.8, y de 3.7 por ciento para 2016. El panorama es de crecimiento, creo que las condiciones están puestas y el sector financiero puede rectificarse como un gran ingrediente activo en la expansión del país; los bancos tenemos capital y liquidez para apoyar proyectos, pero para eso hay que aumentar la demanda y combatir la informalidad.

¿Los 10 mil mdd que anunció Scotiabank para financiar proyectos de energía ya comenzaron a colocarse?

Esa es la expectativa de colocación en los siguientes tres o cinco años, somos un protagonista global de primer nivel en lo que se refiere a energía, gas, petróleo, gasoductos y oleoductos. Son sectores en los que tenemos una vocación importante, y por supuesto con la reforma energética los vemos con gran optimismo y aspiración, por eso tenemos una fuerte posición e involucramiento en el desarrollo de la reforma y estamos seguros que la demanda se dará en los siguientes años.

¿Hay dudas por el menor precio del petróleo?

Las inversiones en el sector son de mediano y largo plazos, sin duda hay revaloraciones en algunos de los proyectos, pero el interés sigue siendo importante, existe el apetito y el atractivo para llevar inversiones a cabo. Diría también que el hecho de que siga el interés es por la fortaleza y blindaje que da la reforma, por ejemplo, el recorte a Pemex implica que los proyectos que no pueda realizar sean tomados por la inversión privada, en ese sentido creo que el apetito es vigente, pero el análisis continúa.

¿Qué retos tiene el país?

Sin duda el de la inseguridad, pero también hay que decir que los datos recientes indican que ha disminuido, pero en ese sentido tiene que ver mucho con perspectiva de mediano y largo plazos; en general vemos que se reconoce el problema y confío en que lo vamos a solucionar.