SCT entregará 13.8 millones televisores por apagón analógico

Con la entrega de televisores digitales se prevé lograr el fin de las transmisiones analógicas a más tardar el 31 de diciembre de 2015.
El 19 de marzo el IFT emitirá el fallo de los ganadores de las nuevas cadenas de televisión
El apagón analógico debe concretarse en diciembre de 2015 (Especial )

Ciudad de México

Al cambiar su televisor analógico por un televisor digital, las familias tendrán ahorros económicos anuales del orden de mil 638 millones de pesos al año, estima el Programa de Trabajo para la Transición a la Televisión Digital, publicado en una edición vespertina del Diario Oficial.

El documento, elaborado por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), señala que se beneficiará a 13.8 millones de hogares en los que habita población de escasos recursos inscrita en el padrón nacional de beneficiarios de los diversos programas de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

La entrega de equipos, que ayudará a aumentar la penetración de la televisión digital en el país para lograr el fin de las transmisiones analógicas a más tardar el 31 de diciembre de 2015, permitirá al gobierno federal dejar de erogar 3 mil 276 millones de pesos por concepto de subsidios al año.

"Considerando un horizonte de vida útil de un televisor (10 años), esto lleva a ahorros que ascienden a más de 30 mil millones de pesos, Asimismo, se evitará la emisión de gases de efecto invernadero equivalente a lo que producen 324 mil autos en un año", señala la SCT.

Asimismo, el proceso de transición a la televisión digital tendrá un impacto positivo en el uso eficiente de la energía, al reducirse en más de 60 por ciento el consumo de electricidad por televisor de 21 pulgadas.

Ello representará una disminución de mil 600 kilowatts hora o 1.3 veces la energía que se economiza en el Horario de Verano, de acuerdo con datos de la Secretaría de Energía.

El programa de trabajo se desarrollará a través de seis estrategias y un número similar de objetivos para cumplir con un calendario de entregas de equipos, en función de las áreas de servicio de las señales radiodifundidas proporcionadas por el Instituto Federal de Telecomunicaciones.

La primera entrega iniciará a partir de este mes en la frontera norte del país en los municipios de Nuevo Laredo, Reynosa, Matamoros, Valle Hermoso, Río Bravo, Gustavo Díaz Ordaz, Miguel Alemán, Camargo, Méndez, Nueva Ciudad Guerrero, Ciudad Mier y San Fernando, en Tamaulipas; Anáhuac, Doctor Coss, China y General Bravo, en Nuevo León.

La SCT señala que la segunda entrega se realizará en las regiones que conforman la frontera Noreste, Norte, La Laguna y Occidente-Bajío en agosto próximo; en tanto que en la región Centro se llevará a cabo en enero de 2015, y en el resto del país en agosto de ese mismo año.

La dependencia subraya que realizará procesos de adquisición de televisores para las siguientes etapas conforme al programa de entrega, la suficiencia presupuestal y la normatividad aplicable.

"La transición a la televisión digital tiene como objetivo central el usuario, ya que dicho proceso garantiza el acceso equitativo a servicios de telecomunicaciones de clase mundial. La Televisión Digital Terrestre (TDT) incide de forma directa en la calidad de audio y video, y servicios adicionales que recibe el usuario".

También, señala, se beneficia al incrementarse la competencia, ya que cuenta con una mayor diversidad de contenidos y servicios, al asegurarse un uso óptimo del espectro para la prestación de banda ancha.

"La digitalización de las señales deriva en una mejor calidad de imagen (en alta definición) evitando, entre otros problemas, la imagen doble y 'la nieve'. La mejor calidad de sonido (alta fidelidad) se caracteriza por la ausencia de ruidos e interferencias, problemas que son comunes en la televisión analógica".

La televisión digital puede ofrecer a los usuarios opciones adicionales como la elección de idioma, subtítulos, guía electrónica de programación, servicios interactivos, visión multi-cámara para acontecimientos deportivos y beneficios a personas con capacidades diferentes, entre muchos más.

Estas ventajas, señala el documento de la SCT, se derivan de la posibilidad de procesar y comprimir datos digitales, lo que permite una utilización más eficiente de la capacidad de la red que con señales analógicas.