'Apagón' analógico, en la incertidumbre

Todas las fases de la transición se han atrasado y no se sabe hasta cuándo concluirá:The CIU; aún hay tiempo para cumplir la fecha límite establecida en la ley: Mediatelcom.
Persisten dudas respecto a si continuará el subsidio a la población en cuanto a las antenas.
Persisten dudas respecto a si continuará el subsidio a la población en cuanto a las antenas. (Nelly Salas)

México

La transición a la televisión digital terrestre, conocida como apagón analógico, carece hasta el momento de un programa para dar inicio a la segunda fase y planear la tercera y última que permita concretarlo en 2015, como lo exige la Constitución a raíz de la reforma en telecomunicaciones.

De acuerdo con especialistas, este programa se encuentra en el limbo, pues la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) no ha dado a conocer ningún avance, calendario o programa que indique cómo continuará un proceso que además de tener una fecha de cumplimiento, está ampliamente ligado con el uso de la banda de 700 megahercios, la cual será usada para la red compartida, proyecto fundamental para lograr las metas de conectividad del gobierno federal.

Según el diseño del programa de trabajo de la SCT, la continuidad del apagón analógico sigue su curso, pero datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) revelan que el país vive un momento de caída del consumo privado y de menores expectativas en las familias para comprar bienes duraderos, entre ellos televisores digitales.

La estadística sobre disponibilidad y uso de tecnologías de información y comunicaciones en los hogares, elaborada por el Inegi, señaló que hasta 2012 solo 22.4 por ciento de las familias contaba con televisor digital.

En tanto, las expectativas de los consumidores para efectuar compras de bienes duraderos retrocedieron 8.5 por ciento en diciembre pasado respecto a la que tenían en el mismo mes de 2012. Esta es la tercera caída anual consecutiva y la más fuerte desde abril de 2010, de acuerdo con cifras del Inegi.

Por su parte, las últimas cifras de consumo indican debilidad, pues en diciembre pasado las ventas mismas tiendas de Walmart disminuyeron 1.6 por ciento, mientras que las de los establecimientos pertenecientes a la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales cayeron 0.4 por ciento en comparación con el mismo mes de 2012.

Para Fernando Negrete, director de Media Telecom Policy & Law, aún hay tiempo para que se cumpla con la fecha límite para el apagón, pero depende de que el gobierno federal integre a la cadena de valor que se encarga de la fabricación, venta y distribución de los decodificadores o incluso pantallas para la recepción de la tecnología digital.

"Me parece que es un problema grave, todas las fases de las que constaba el proceso se han ido atrasando y al final no se sabe cómo se hará el apagón analógico", comentó Gonzalo Rojón, socio director de The Competitive Intelligence Unit (The CIU).

Preocupación

Explicó que el apagón debe hacerse conforme a lo planeado, de lo contrario se atrasarán otros proyectos, como el de la red compartida en la banda de 700 megahercios, pues ese espectro es por el que hoy corren las señales de televisión analógicas y debe estar libre para el nuevo uso que quieren darle.

"Es preocupante porque el tiempo avanza y no sabemos cómo van a repartir los decodificadores, si van o no a subsidiarse, a qué población se le va a dar el subsidio o si las fechas se mantienen o se modifican y esto se atrasa cada vez más", dijo Rojón.

Destacó que seguramente para la redacción de las leyes secundarias ya se cuenta con que el gobierno esté realizando en tiempo esta transición, pues no depende de ellas, al contrario, se toman en cuenta para el arranque de la red compartida, porque se requiere el espectro; ya estaba el proceso, pero han pospuesto todas las etapas.

Analistas de Grupo Financiero Ve por Más explicaron que, el año anterior, el menor ritmo en el gasto del gobierno impactó la demanda y la confianza, lo que perjudicó a empresas de alimentos y bebidas, consumo discrecional y consumo comercial (tiendas de autoservicio y supermercados), en especial respecto a los bienes duraderos, como las pantallas digitales.

Para este año, especialistas de Grupo Financiero Monex prevén una inflación anual de 4.5 por ciento, lo que derivará en un poder adquisitivo menor y, por ende, afectará los niveles de consumo de las personas.

Ve por Más señaló que los cambios impositivos, principalmente en alimentos, le darán continuidad a la tendencia de debilidad en el consumo vista en 2013, por lo que espera un inicio de año débil en el sector; sin embargo, conforme el gasto del gobierno incremente y surtan los efectos de las reformas estructurales se verá una recuperación y estabilización en el consumo, lo cual espera que suceda hacia la segunda mitad del año.

Por su parte, la Antad estima que las ventas mismas tiendas de sus establecimientos asociados crezcan al menos 1.7 por ciento este año, favorecidas, entre otros factores, por una recuperación de la economía mundial, en particular de Estados Unidos, por el crecimiento de las exportaciones y las remesas, así como por el combate que se le dé a la llamada, economía informal.

No obstante, las expectativas tanto de especialistas como de empresarios radican en una mejora en el consumo de bienes básicos; no se hace referencia explícita a una mejora en el consumo de bienes durables, y las personas tendrán entre sus prioridades satisfacer la canasta básica.

Calendario

El apagón analógico fue desarrollado por la extinta Cofetel y fijaba en mayo del presente año la segunda etapa, con la transición en Monterrey, Matamoros, Reynosa, Nuevo Laredo y Juárez.

El plan inicial señalaba noviembre para la migración al servicio digital en 15 ciudades más, entre ellas Mexicali, Torreón, Distrito Federal, Celaya, León, Guadalajara, Jocotitlán, Cuernavaca, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Villahermosa, Veracruz, Xalapa y Mérida.

Según el plan, la transición a la televisión digital terrestre concluirá el 31 de diciembre de 2015. En esta fecha toda la población deberá tener televisores adaptados a la frecuencia digital.