No es fácil triunfar en un país machista: Angélica Fuentes

La directora de empresas como Omnilife y Angelíssima asegura que no sencillo ser una mujer empresaria exitosa en México, pues existen muchos prejuicios e ideas preconcebidas en la sociedad.
Angélica Fuentes en el Foro Mundial de la Mujer
Angélica Fuentes en el Foro Mundial de la Mujer (Carlos Zepeda)

Guadalajara

Dentro del Foro Mundial de la Mujer, realizado ayer y donde ofreció una plática sobre liderazgo, Angélica Fuentes habló sobre el papel de la mujer empresaria en la sociedad, el trabajo se su fundación para impulsar a muchas más a triunfar y de la labor que realizar para Girl Up, un proyecto de las Naciones Unidas.

 

Aprovechando el tipo de foro en el que estamos [Foro Mundial de la Mujer], ¿qué tan difícil es triunfar como mujer en un país donde tenemos una idiosincrasia principalmente machista?

No es fácil. Triunfar en un país donde a la mujer no se le da su lugar si no hasta que ella da ese 10 por ciento extra, lucha constantemente por dar los resultados que se están esperando y mejorarlos mucho más que cualquier hombre para que sea vista… te voy a poner un ejemplo muy sencillo, yo estoy casada con un empresario (Jorge Vergara), pero él está casado con una empresaria. Los dos tenemos una trayectoria de muchísimos años, transitando en diferentes sectores, pero muy exitosos. Los dos somos papás, somos pareja y somos esposos. Pero al final del día también cada uno tiene su trayectoria y su camino. Sin embargo, muchas veces los mismos medios cuando nos ven en algún lugar, sobre todo cuando tiene que ver con el sector empresarial o político, por lo regular escriben,, “el señor fulano de tal, empresario exitoso, con su esposa”, en lugar de escribir “los señores empresarios estuvieron en x lugar”, y eso es un prejuicio que tiene el mismo sector de medios hacia la mujer, entonces no es fácil, yo entiendo que así me tocó vivir. Soy una mujer que ha luchado durante 26 años en pro de la mujer, por quitar ramas y quitar piedras del camino y hacia allá vamos. […] Le cuesta mucho trabajo a la sociedad porque hemos vivido muchos años con demasiados prejuicios culturales, con ideas preconcebidas sobre la mujer y cuesta mucho trabajo darle ese lugar a la mujer, sobre todo a la mujer empresaria que está casada y que tiene hijos. Nunca se le cuestiona al hombre pero a la mujer sí.

 

Es parte del mensaje que trata de llevar a las mujeres que asisten a escucharla, el no depender y no predisponerse a comentarios negativos.

Yo vengo a comentar con las mujeres sobre un tema que para mí es muy importante, un tema que ha costado mucho trabajo a todas las mujeres, yo me incluyo, que se llama liderazgo, qué es el liderazgo y cómo se puede fomentar y realmente qué significa. Eso es lo que vengo a comentar porque creo que es un tema muy importante, con él yo no creo se nace, es algo que se fomenta que se alimenta, es algo que va creciendo en la medida que te quieres preparar y que quieres entender que a partir del mismo tienes una gran responsabilidad con la gente que te rodea, no necesariamente cuando tienes a tu cargo a miles de personas, simple y sencillamente que tienes que hacer que esaparte interna crezca a partir de ese reconocimiento que tienes que darte a ti mismo primero para poder fluir con el mismo.

 

Parte del trabajo de la Fundación Angélica Fuentes es impulsar a mujeres empresarias, ¿cómo o qué tienen que tener para acercarse y recibir ayuda?

No es una fundación que apoya a la mujer empresaria per se, es una fundación que además yo formalicé en marzo de este año después de trabajar en pro de la mujer durante 26 años, he hecho muchas aportaciones personales a ONG’s en diferentes causas humanitarias, sobre todo las que se dedican a la mujer y a los niños, y decidí de una forma personal, nada tiene que ver con las empresas, fundar la fundación para apoyar a la mujer. La fundación da recursos a otras fundaciones que apoyan proyectos en donde le dan la oportunidad a la mujer de salir adelante, no nada más le dan paliativos. […] Las mujeres por lo general, sobre todo las mujeres que están empezando o que están en la base de la pirámide invierten aproximadamente el 80 por ciento de sus ingresos en su familia. Lo invierten en salud y en educación, por lo cual se genera un efecto multiplicador. Son estudios que ha realizado el Banco Mundial y otras instancias, el hombre invierte entre un 35 y un 40 por ciento, entonces la mujer una vez que se le da esa oportunidad se convierte en un efecto multiplicador no sólo para su familia sino para su comunidad. A eso nos dedicamos en la fundación, es empoderamiento integral de la mujer. Permitirle entender que tiene que tomar riesgos, que también tiene el derecho a tener ambición y que debe despertar su liderazgo.

 

¿Cualquier mujer que tenga una idea, un proyecto puede acercarse a la fundación?

Ya se cerró la primera convocatoria. Yo puse tres millones de dólares el primer año. El primer millón de dólares ya se le entregó a la Fundación de Naciones Unidas a través del proyecto de Girl Up, en el que soy defensora global a la par con la reina Raina de Jordania. Se entregó otro millón de dólares a la ABC Foundation, en marzo abrimos una convocatoria para que pudieran enviar sus solicitudes, lo cerramos en el mes de julio y en este mes de septiembre se entrega el otro millón de dólares. Yo no voy a decidir a dónde se van a entregar puesto que quiero que esta fundación se maneje de una forma total y absolutamente tranparente. Sí soy la que da los recursos de una manera personal, pero por lo mismo espero que al final del año podamos entregar cuentas muy claras de cuántas mujeres se vieron beneficiadas, pero además qué hicieron con estos recursos que se les dieron a través de las ONG’s que estamos apoyando. Ahorita con los primeros dos millones de dólares estamos beneficiando a 86 mil mujeres.