Ser presidente de la IATA trasciende lo personal: Andrés Conesa

El director general de Aeroméxico, es presidente de la  Asociación Internacional de Transporte Aéreo, platica sobre los retos que enfrenta en una industria que vende 200 billones de dólares.    
Andrés Conesa, director general de Aeroméxico
Andrés Conesa, director general de Aeroméxico (Cortesía )

Ciudad de México

Andrés Conesa Labastida, director general de Aeroméxico, es el primer mexicano en presidir la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA).

El 10 de junio se difundió la noticia, Conesa estará al frente de la Asociación durante un año.

Por escrito, el director general de Aeroméxico contestó algunas preguntas a MILENIO.

¿Qué representa para Andrés Conesa ser el primer mexicano electo en esta posición?

Muchas gracias por esta entrevista y por la oportunidad de estar en contacto con los lectores y visitantes de su portal. 

Es un honor y una gran responsabilidad, es la primera vez que un mexicano preside la Junta de Gobernadores de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo, IATA por sus siglas en inglés.

Se trata del órgano donde se discuten y deciden todos los aspectos más importantes de la industria, como la seguridad, los mecanismos de reserva y pago de boletos de avión en todo el mundo, así como las propuestas de mejora regulatoria a nivel global, entre muchos otros.

Por poner un ejemplo, el Código IATA es el sistema con el que se identifican prácticamente a todos los aeropuertos del mundo, y las aerolíneas que integran este organismo concentran poco más del 80 por ciento del tráfico aéreo a nivel mundial. 

Tener la oportunidad de contribuir en el proceso de toma de decisiones, como Presidente del Consejo de la IATA, es un reconocimiento que trasciende el ámbito personal, es un reconocimiento también a nuestro país.

Como líder, ¿cuáles serían las estrategias a aplicar para alcanzar consensos en la industria aérea internacional?

La aviación es una de las industrias más complejas que existen, pero sin duda una de las más apasionantes, todos los que integramos el Consejo de la IATA, además de compartir esta pasión, contamos con el respaldo y la experiencia de un equipo de profesionales que todos los días trabajan para hacer de ésta una industria más segura, eficiente y competitiva.

Hoy, la aviación, es el medio de transporte más seguro del mundo. Sin embargo, todos estamos conscientes que la seguridad es algo con lo que no debemos transigir, es más, debemos buscar constantemente nuevas oportunidades que fortalezcan las medidas de seguridad de nuestros usuarios. En este sentido, una de las primeras estrategias es seguir colaborando estrechamente con la Organización de Aviación Civil Internacional, la OACI, para encontrar mejoras que incrementen los índices de seguridad.

¿Cuál es la importancia de la IATA?

La IATA, tiene la enorme responsabilidad de concentrar y distribuir de manera eficiente, segura y transparente, los fondos que se generan al comprar boletos donde intervienen varias aerolíneas para llegar a un destino, es una especie de banco central, que paga a la aerolínea el tramo que voló. Para que tengamos una idea, anualmente las ventas a nivel global en este sector se estiman en 200 billones de dólares, en este sentido, fortalecer la confianza que las aerolíneas depositan en nosotros, nos obliga a revisar permanentemente nuestros procedimientos de control y prevención de fraudes, y los mecanismos que nos permitan ser más eficientes durante el proceso. 

Otra de las estrategias, es pensar permanentemente en el pasajero, somos una industria de servicio y a ellos nos debemos, de esta manera, impulsaremos permanentemente iniciativas que mejoren su experiencia, desde que compra un boleto, donde intervienen los sistemas de reservación, o cuando llegan al aeropuerto y pasan por los controles y puntos de inspección, todo esto impacta directamente en los niveles de eficiencia de la industria.

Desde fuera ¿cómo se aprecia la construcción de un nuevo aeropuerto en México?, ¿Cuáles son las expectativas en torno a este proyecto?

Como una gran oportunidad para que México y sus aerolíneas, compitan con mejores herramientas en un mercado que por su naturaleza es global.

La aviación, que hoy opera con equipos más eficientes, que tienen mayor capacidad de transporte de pasajeros y de carga, que son más amigables con el medio ambiente, necesita de una infraestructura que sea directamente proporcional a estos avances; la aviación permite que dos puntos, por más alejados que se encuentren geográficamente, se acerquen, abriendo así las fronteras no solo al turismo sino a oportunidades comerciales y de negocios.

De esta manera, México y su nuevo aeropuerto tienen la oportunidad de constituirse, como el nuevo hub regional de América Latina, es decir, ser la puerta de entrada para que aerolíneas y pasajeros de otros continentes lleguen a nuestro país, y de aquí conecten a otros destinos en Latinoamérica, Estados Unidos o el Caribe. Posición que ocupamos, pero que cuando el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México llegó al límite de su capacidad se perdió.

Hoy los ojos del mundo vuelven a voltear hacia México porque tenemos la oportunidad de recuperar esa posición como una de las terminales más importantes en todo el continente.

¿Qué le aportará Andrés Conesa a la IATA?

Una de las ventajas de formar parte de la Junta de Gobierno de la IATA, es poder sentarnos a la mesa con los directores de las aerolíneas más grandes del mundo, las más reconocidas y con los mejores estándares en seguridad, servicio al pasajero y operacionales.

Desde hace cinco años que ocupamos un asiento en este órgano de gobierno, y junto con LAN y Avianca, somos una de las tres aerolíneas latinoamericanas integrantes de la junta.

En este orden de ideas, y también como Presidente de la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA por sus siglas en inglés), estoy seguro que la experiencia que podamos aportar a nuestros pares de otras partes del mundo será bien recibida. 

México siempre ha sido reconocido por sus aportaciones al mundo de la aviación y la aerolínea bandera de México no se ha quedado atrás, enfrentamos con éxito enormes desafíos, empezando por la volatilidad en el precio del combustible, la crisis de la influenza, escenarios económicos complejos, y con todos estos factores hemos puesto el nombre de México muy en alto.

Realizamos el primer vuelo transcontinental con biocombustible en la historia de la aviación mundial, al ser una de las primeras aerolíneas latinoamericanas en incorporar el Boeing 787 Dreamliner a su flota, hacer el anuncio en la inversión en materia aeronáutica más grande de nuestro país y aliarnos estratégicamente con la aerolínea más grande del mundo.