Ampliar contratos, legal: Oceanografía

"Inspecciones, práctica común; todos los casos se deben a erroresy malentendidos de los funcionarios por la nueva Ley de Pemex".
Amado Yáñez, director general de Oceanografía.
Amado Yáñez, director general de Oceanografía. (Martín Salas)

México

Los contratos firmados por Pemex Exploración y Producción (PEP) con la empresa marítima Oceanografía son legales y se encuentran en fase de aclaración, pues en todos los casos se deben a errores y malentendidos de los funcionarios sobre la reglamentación, aseguró Amado Yáñez, director general de la empresa contratista.

Una vez que MILENIO publicó ayer una nota en la cual se informa que la Secretaría de la Función Pública investiga a la empresa por irregularidades encontradas en contratos firmados entre 2010 y 2012, lo que supondría un daño a las finanzas de PEP por casi 3 mil 400 millones de pesos, el empresario reconoció que se están haciendo inspecciones a los contratos de la empresa, pero que esa es una práctica común y que no tiene duda de que todo se aclarará.

Explicó que a lo largo de los 46 años que Oceanografía ha trabajado con Pemex se han realizado revisiones y auditorías en las áreas económicas, operativas y administrativas, pero siempre ha colaborado y cumplido con autoridades como la Auditoría Superior de la Federación y el órgano interno de control de distintas dependencias federales.

En entrevista con MILENIO, Amado Yáñez explicó que en el caso de las auditorías realizadas sobre la entrega de fianzas con un monto menor al que establece la ley, todo se explica por un error de algunos funcionarios de Pemex, quienes enviaron a la empresa oficios con cálculos basados en contratos por solo el primer año de ejercicio fiscal, cuando en realidad se trataba de contratos por tres años. Sin embargo, aclaró que estos malentendidos ya fueron subsanados en su momento y que en las próximas auditorías se podrán comprobar.

Asimismo, el empresario detalló que hasta el momento Oceanografía no ha recibido ninguna notificación sobre alguna investigación en torno a los contratos modificatorios; sin embargo, dijo que todos ellos se pueden explicar por las confusiones generadas a raíz de la nueva Ley de Pemex.

Detalló que los primeros contratos se firmaron bajo el supuesto de un contrato por solo tres o cuatro meses debido a que la paraestatal necesitaba seguir con el mantenimiento de sus instalaciones con el cambio de año, razón por la cual los precios iniciales fueron muy bajos; sin embargo, a decir del directivo, algunos funcionarios de Pemex consideraron que la nueva ley les permitía ampliar las contrataciones hasta 10 años y en lugar de convocar a una nueva licitación, solo se ampliaron los plazos, con lo cual se explica el incremento hasta de 530 por ciento entre el costo inicial y el final de un mismo contrato.

El empresario declaró que "esta situación no solo involucra a Oceanografía, se trata de varios contratos con varias empresas que tuvieron el mismo trato; sin embargo, quiero dejar muy claro que las revisiones y adecuaciones son una práctica normal y legal, por lo que en este asunto no hay dolo y mucho menos contubernio entre nosotros y Pemex.

En ese sentido, puntualizó que hace cuatro semanas entregó en tiempo y forma toda la documentación requerida, pues el plazo para hacerlo se vencío el pasado 25 de diciembre.